¿Es tu hogar saludable?

El hogar es un lugar importante para nuestro desarrollo y bienestar. Allí debemos sentirnos bien, tranquilos, protegidos, seguros, saludables. Debe ser cómodo, agradable, seguro, acogedor y armónico siempre, con o sin pandemia.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) un hogar saludable es aquél que brinda seguridad y protección, ofrece intimidad, es confortable y contribuye al bienestar de cada una de las personas que lo habitan. Esto incluye no sólo la casa, sino también la familia misma, el entorno inmediato y la comunidad.

Según la misma organización,  los riesgos en la vivienda pueden ser producidos por:

  • La presencia de vectores de enfermedades como los virus, bacterias, alergenos y plagas
  • Por la contaminación del agua y el saneamiento defectuoso
  • Por la disposición inadecuada de la basura
  • Por la contaminación del aire con gases, vapores, aerosoles, humos y  polvo
  • Por la estructura inadecuada de la vivienda y del mobiliario
  • Por la frecuencia de ruidos molestos vibraciones, impactos,
  • Por ventilación e iluminación no apropiada en la vivienda
  • Por no proteger del frío o calor
  •  Por estilos de vida que conducen a conductas de riesgo para la salud (hacinamiento, promiscuidad, violencia) que alteran la salud mental y emocional
  • Por accidentes domésticos como caídas, quemaduras,   envenenamientos, asfixia, heridas, electrocución; por falta de seguridad constructiva y equipamiento de la vivienda
  • Finalmente están los riesgos producidos por desastres naturales y producidos por el hombre, relacionados con la seguridad constructiva de la vivienda y la ubicación de ésta.

Otro artículo relacionado: Evita contagiar a los niños de emociones no saludables

Haz la cuarentena pero no te aísles

Ante la inminente expansión de la nueva pandemia mundial, los estrictos controles que están tomando las autoridades gubernamentales, sumado a las políticas de teletrabajo y educación virtual, se hace necesario tener nuestro hogar listo para reaccionar ante el Covid-19.

Según la organización Trabajo Humanitario debemos crear un plan de acción con el apoyo de tus seres queridos, comunidad, vecinos y autoridades. Platica con la asociación de vecinos, con tu municipalidad y con tu familia. Es buena idea seguir sus páginas en redes sociales, tener los números de contacto y pertenecer a grupos de “chat” con ellos.

También puedes leer: Cuida tu cuerpo mientras te quedas en casa

Dentro de esta planificación debes tener en cuenta cómo cuidar a las personas que tienen un riesgo elevado por alguna complicación de salud. Es posible que los adultos mayores y las personas con afecciones crónicas subyacentes puedan tener riesgo de presentar complicaciones graves.

Ten a mano también una lista de contactos actualizada de familiares, amigos, vecinos, proveedores de atención médica, maestros, empleadores y otros recursos que puedan ser necesarios. Mantén esta lista en un lugar visible de la casa.

En este video puedes ver una sugerencia de los Bomberos de Madrid, España:

Enfatiza la limpieza

Limpia a diario las superficies u objetos que tocas con frecuencia en tu hogar, puedes usar un detergente normal con agua.

Sin embargo, la limpieza y la desinfección no son la misma cosa. El Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC por sus siglas en inglés) recomienda limpiar primero y desinfectar después. Para desinfectar se puede utilizar una mezcla de cloro diluido, soluciones con un mínimo de 70% de alcohol y la mayoría de desinfectantes comerciales.

Para las superficies porosas como alfombras y cortinas, la misma institución recomienda remover cualquier contaminación visible con los limpiadores apropiados para estas superficies.  Luego de limpiar, se debe lavar estos artículos, si es posible, en una lavadora con agua tibia o caliente y secarlos completamente.

Debe lavarse la ropa sucia con agua caliente y secarla completamente. La que haya usado una persona enferma puede ser lavada con la ropa de los demás. Limpia y desinfecta las canastas de ropa sucia. Si es posible, coloca una bolsa antes de meter más ropa sucia en la canasta.

Para que estos cuidados sean efectivos, quienes llegan a casa deben seguir un “protocolo” para poder entrar.

| Revista Galileo| abril 2021 |
Etiquetas: Edición Especial Juntos Saldremos Adelante,

Acerca de la revista

Edición Especial Juntos Saldremos Adelante

Publicaciones destacadas, seleccionadas de nuestra revista.