Laboratorios y educación remota

Las carreras universitarias, sobre todo las de ciencias y tecnologías, no pueden prescindir de la práctica. ¿Qué se hizo en Universidad Galileo para enfrentar la educación en línea? Conoce aquí el trabajo de los Laboratorios de Física y de Electrónica para lograr sus objetivos académicos.

La educación remota fue fundamental para el trabajo de los laboratorios de Universidad Galileo durante el 2020 y 2021. Uno de ellos es el Departamento de Ciencias Físicas que habitualmente utiliza la experimentación en forma de proyectos, laboratorios y demostraciones de cátedra.

“Nuestra filosofía, en cuanto a la enseñanza de las ciencias naturales, es que no debe haber separación entre la teoría y la práctica, sino que la práctica y la teoría son indisolubles”, explica el Dr. Antonio León Burguera, Director del Departamento de Ciencias Físicas, “de modo tal que, en nuestros cursos, el alumno se encuentra con un laboratorio que está cargado de teoría, y con una clase teórica en donde también está siempre presente la parte experimental”, agrega.

Por esa razón durante la pandemia los proyectos, laboratorios y demostraciones de cátedra de este departamento implementaron la experimentación a distancia gracias al esfuerzo e ingenio del equipo conformado por los Magisters Douglas González, Samuel Salazar y Gabriel Domínguez, además del Dr. León.

Este departamento remodeló todo su esquema para ofrecer, en tiempo real, las demostraciones de cátedra y adecuar los proyectos a los materiales que pudieran a tener a mano los propios estudiantes. Hubo ocasiones en donde no quedó otra alternativa que recurrir a programas de simulación, pero en estos casos, siempre se compaginaban los resultados con los datos reales obtenidos mediante sensores remotos en los laboratorios.

También puedes leer: FIT 2021 impulsando la innovación tecnológica desde Guatemala

La respuesta de los estudiantes

El Dr. León señala que nunca será desdeñable el impacto de la pandemia, pues el humano es un ser gregario que necesita de la comunicación y el contacto con los otros. “Lo presencial es necesario. Un ingeniero debe hacer muchas cosas a nivel mental pero también otras que son manuales. Esa manualidad no se puede hacer de manera virtual”, afirma el Director.

Lo que hicieron en la pandemia fue unificar los objetivos de sus experiencias para que los estudiantes tuvieran una aprehensión y valoración de leyes físicas con elementos que tienen en su entorno.

“Pero no todos responden igual, algunos se adaptan mejor que otros. Hay quienes tienen una automotivación muy alta y tienen apoyo de su familia, otros no lo tienen. Por eso procuramos hacer la enseñanza tan personalizada como nos fuera posible”, comparte el Dr. León. Gracias a esto, la respuesta ha sido muy positiva.

“Somos pioneros en el uso de tecnología para poder evaluar en cualquier momento el nivel de aprendizaje y comprensión. También tenemos una política de cámara abierta, de participación vía audio y video, en vivo, no por chat. El contacto no presencial es más cercano así. Las competencias académicas alcanzadas son aceptables, lo cual refleja que hemos hecho las cosas bien”, sostiene el Dr. León.

En este laboratorio participan estudiantes de ingeniería y de otros programas, buscando adaptar la experiencia a los objetivos concretos de la carrera específica.

“Tenemos actividades que son relevantes para muchas carreras sobre temas como biomédica, informática, mecatrónica, sistemas energéticos, electrónica, etc. Esto, además, es de interés particular del Dr. Suger, quien es un apasionado por la forma en que la ingeniería, física y matemática pueden ser de beneficio para la humanidad”, explica.

Así lo hicieron

Universidad Galileo se ha equipado por años con lo último en tecnología, por ejemplo casi todas las experimentaciones se hacen por medio de actuadores y sensores que a través de una interfase se conectan a una computadora.

Esto permite tener una visión muy contemporánea y facilitar enormemente el análisis con las herramientas de data science e internet de las cosas. También hay softwares que son específicos para este tipo de equipo y el estudiante puede ampliar el estudio de la data que ha obtenido, ya sea presencial o remota.

“Comenzamos a modificar la forma de presentar las demostraciones y proyectos con los materiales que teníamos en casa, como mallas de prensas francesas, tablas y discos compactos”, informa el M.Sc. Samuel Salazar Castillo, Coordinador de Proyectos de Física en el Departamento de Física.

En dos semanas se formalizó una estructura y planificación adecuada en la cual parte del equipamiento de Universidad Galileo se transfirió a los hogares de los catedráticos para, desde allí, realizar las experiencias en tiempo real.

“Hasta nuestras nuestras familias han colaborado en algunos experimentos, ya que no se trata de proyectar grabaciones o materiales previamente hechos, sino que son actividades captadas y presentadas en vivo”, añade el M.Sc. Salazar.

Herramientas que hacen la diferencia

También el Laboratorio de Electrónica se adaptó a la nueva modalidad gracias al trabajo de los ingenieros Eduardo Corpeño, Cristian Aguilar y Diego Chuy. Al Ing. Eduardo Corpeño, director de este Laboratorio, lo que más le ha gustado de utilizar los laboratorios remotos es el ingenio de su implementación, ya que un laboratorio remoto puede estar conectado a varios equipos alrededor del mundo, lo cual proporciona una alta disponibilidad.

“Además, los usuarios hacen uso del equipo por un tiempo corto, lo cual hace posible emplear un laboratorio remoto en un grupo grande de estudiantes, donde todos serán atendidos”, refiere el Ing. Corpeño. “La principal fortaleza de LabsLand, una de las herramientas que utilizamos actualmente, es el hecho de que se trabaja con equipo real. Ninguno de los laboratorios es una simulación, así que el usuario tiene acceso al equipo sin necesidad de hacer una gran inversión, ponerse en peligro o agendar una visita”, agrega.

El Ing. Carlos Aguilar Flores, docente del Área de Electrónica, opina que desde el punto de vista de circuitos eléctricos, este tipo de recursos son una herramienta bastante útil.

“Gráficamente es más parecido a lo que los alumnos van a realizar en la parte práctica. Todo este ambiente gráfico manipula circuitos reales y, con esto, tienen una medición sobre un circuito real”, comenta el Ing. Aguilar.

“Me gusta el hecho que todos tengan la oportunidad de interactuar con equipo real porque permite tener resultados similares a lo que tenían cuando realizaban sus laboratorios presenciales”, comparte el Ing. Flores.

Lo que trae el 2022

La pandemia tiene una carga social tremenda pues han muerto millones de personas, pero por el otro lado es una advertencia y oportunidad de crecer. “La educación virtual llegó para quedarse y tiene la posibilidad de llegar hasta el rincón más lejano del planeta, eso sí, con mucho interés y dedicación por parte del que quiere aprender”, explica el Dr. León, Director del Departamento de Ciencias Físicas.

Aunque desde el punto de vista de la educación fue un reto enorme, en Universidad Galileo nunca nos acomodamos y siempre se está experimentando e innovando.

“El aprendizaje en ciencia, matemática y física no es bueno en Guatemala, por lo que Galileo propone una alternativa para recibir a estudiantes que no tuvieron la mejor educación. Por esa razón los cursos se van impartiendo y graduando en niveles, al principio nos convertimos en un auxiliar de matemática, después cuando el estudiante va mejorando sus baches se va incorporando cursos de física cada vez más complejos y finalmente llegamos a nivel de primer mundo. No rechazamos al estudiante sino que le ayudamos. Estamos más enfocados en la realidad concreta de Guatemala, para eso estamos”, afirma el Dr. León.

“El mayor logro que tiene la Universidad es el equipo de docentes con una altísima formación académica y con áreas de expertisse muy variadas. Hay ingenieros de todas las ramas, esto nos permite dar una mejor atención. Esto nos diferencia de las demás universidades”, concluye el Director del Laboratorio de Ciencias Físicas.

Por su parte, el Ing. Corpeño señala que para el 2022 seguirán atendiendo las prácticas de laboratorio por medio de las plataformas remotas y de manera presencial en algunos cursos.

La implementación

Para apoyar la continuidad académica debido a la suspensión de clases presenciales como consecuencia del COVID-19, se implementó el uso de los laboratorios en 10 cursos de la Facultad de Ingeniería de Sistemas, Informática y Ciencias de la Computación.

Para la puesta en marcha se programó una capacitación para todos los docentes y auxiliares del área de electrónica, la cual tuvo como objetivo brindarles una breve introducción de los laboratorios disponibles, material de apoyo y ejemplos de uso.

Como parte de la implementación, se creó una pestaña con información y acceso directo a los laboratorios en cada uno de los cursos en el GES. Actualmente, los laboratorios remotos apoyan a más de 20 docentes y benefician a más de 175 estudiantes. Se tiene planificado expandir su uso para los siguientes ciclos académicos.

Texto: Departamento de Imagen Corporativa de Universidad Galileo/Con información de GES Comunicación

| Revista Galileo| diciembre 2022 |
Etiquetas: Edición 30, Educación remota,

Acerca de la revista

Edición No. 30

Publicaciones destacadas, seleccionadas de nuestra revista.