Por tres décadas Galileo ha aportado a la formación de docentes en Guatemala

Por tres décadas Galileo ha aportado a la formación de docentes en Guatemala

Desde hace 31 años Universidad Galileo convoca a educadores de todos los niveles a eventos de actualización como el Encuentro de Profesores. Parte importante de este esfuerzo fue el M.A. Bayardo Mejía, a quien rendimos homenaje.

La excelencia académica que se persigue en Universidad Galileo parte de sus profesores, quienes inspirados por nuestro Rector Dr. Eduardo Suger Cofiño, Ph.D., buscan influenciar a otros, dentro y fuera de nuestra Universidad.

Uno de ellos fue sin duda el M.A. Bayardo Arturo Mejía Monzón, quien era reconocido en diversos sectores y ámbitos pedagógicos en nuestro país. Su partida ha sido un duro golpe para la educación, sin embargo, ha dejado un gran legado que se convierte en un camino para seguir.

Punto de convergencia

El Encuentro de Profesores que cada año se lleva a cabo en Universidad Galileo nació en 1990. Era organizado por el Lic. Julio Salazar, docente de Facultad de Ingeniería de Sistemas, Informática y Ciencias de la Computación.

“A partir del año 2003, cuando el Dr. Bernardo Morales asumió la Decanatura de la Facultad de Educación (FACED) de Universidad Galileo, además de los temas relacionados con matemática se incluyeron otros y se habló de, por ejemplo, Retos de la Educación en el Nuevo Milenio, Resolución de Conflictos en el Aula, Creatividad en el Aprendizaje, entre otros”, señala la M.A. Julia Castillo, Vicedecana de FACED.

Añade que a partir del año 2015, bajo la dirección del M.A. Bayardo Mejía como Decano de esta Facultad, se toma la decisión de designar un tema central de interés sobre el cual giren las conferencias y los talleres de cada encuentro.

El M.A. Bayardo Mejía dejó un legado imborrable en la educación de Guatemala.

“Fue así como, a partir de ese momento, se empezaron a abordar temáticas tan importantes como las Estrategias para trabajar en el aula, que incluían habilidades para la enseñanza de lectura, escritura, historia y medioambiente”, informa la M.A. Castillo.

En 2016 la temática giró alrededor de El Desafío de Innovar en la Educación; en 2017 se trató La Lectoescritura como Eje Central del Aprendizaje; en 2018 el M.A. Mejía decidió centrar el Encuentro de Profesores en el desarrollo del pensamiento crítico, y es así como el evento se tituló Educar para pensar; y en 2019 el tema fue ¿Qué estamos haciendo para educar?.

En noviembre de 2020 por la crisis sanitaria derivada de la pandemia, que hasta la fecha vivimos en el mundo, no se pudo celebrar el aniversario XXX del Encuentro de Profesores. “No fue sino hasta enero 2021 que, en colaboración con el Departamento de Bienestar Estudiantil, se diseñó una actividad diferente”, explica la Vicedecana.

Este XXX Encuentro de Profesores se llevó a cabo en línea junto a la Conferencia para Docentes y se transmitió a través de todos los canales de comunicación y redes sociales de Universidad Galileo, logrando una cobertura a nivel nacional y mucho mayor audiencia que años anteriores.

Se convocó a estudiantes y profesores de Universidad Galileo, representantes de instituciones educativas y maestros de todos los niveles educativos que quieran profesionalizarse y actualizarse en las últimas tendencias en educación digital.

En esa última edición los temas para las conferencias magistrales fueron Herramientas Pedagógicas para la virtualidad, Mediación Pedagógica y La Ruta docente para desarrollar trabajo virtual. También se desarrollaron dos conversatorios, dirigidos por el M.A. Bayardo Mejía, sobre los temas Educación y Cultura y Cómo educar en la incertidumbre.

Uno de los conferencistas, Lic. Edgar Barillas, junto a la M.Sc. Julia Castillo y el M.A. Bayardo Mejía.

La esencia de su filosofía

Según explica la Licda. Julia Castillo, Vicedecana de FACED, el M.A. Bayardo Mejía se esforzó por dejarnos, como legado, este Decálogo del Trabajo en el Aula:

1. Debo establecer claramente qué es lo que el estudiante debe aprender.

2. Debo reconocer cuáles son las experiencias previas, necesarias para el nuevo aprendizaje.

3. Como maestro debo saber cuáles son los procesos de pensamiento implicados en lo que van a aprender.

4. Debo reconocer qué viene después; cómo se utilizará lo que aprendió hoy para lo que viene mañana.

5. Debo diseñar o utilizar métodos múltiples que se ajusten a las necesidades y condiciones de los estudiantes.

6. Debo tener un programa de evaluación constante, que me indique el nivel de logro que estoy teniendo

7. Si los resultados que obtengo de mis evaluaciones no me satisfacen, debo determinar qué es lo que pasa.

8. No debo pasar al siguiente punto, si mis alumnos no han aprendido de manera satisfactoria lo que estoy trabajando hoy.

9. La ejercitación sigue siendo importante para el aprendizaje. Esta debe ser adecuada, consistente y orientadora tanto para el alumno como para el maestro.

10. La ejercitación debe fortalecer lo mecánico, la comprensión y el desarrollo conceptual, la aplicación y la creatividad para buscar diferentes caminos para resolver algún problema.

Así contribuimos con la educación

Después de más de 30 años de llevarse a cabo el Encuentro de Profesores, está claro que son varias las generaciones de educadores que han aprovechado estos espacios para formarse y actualizarse.

“Guatemala necesita cambios y creo fielmente que la mejor manera de educar a un país es educar a sus docentes, nosotros somos los formadores por excelencia”, señala la M.A. Julia Castillo, Vicedecana de FACED de Universidad Galileo.

Estos eventos han aportado valiosas herramientas de trabajo a los maestros, se ha incidido no solo en su formación profesional y académica, sino también los han hecho conscientes de la importancia de aspectos que normalmente pasamos por alto como la cultura, el arte, el medioambiente y el desarrollo sostenible.

“Hemos trabajado hombro a hombro con ellos, en cada conferencia y taller, aplicando la metodología de aprender haciendo y, lo más importante, es que hemos trabajado en su actitud, aquella que debe reflejar creatividad, invención, para generar un cambio de hábitos y transforme la manera de actuar, aquella actitud que le provoque pasión y felicidad por enseñar”, señala la Vicedecana.

Si bien estos eventos eran muy concurridos, este año al ser en línea tuvieron más participación

Pasión por la educación

La respuesta a nivel nacional por el fallecimiento del M.A. Bayardo Mejía fue abrumadora, seguramente porque tocó muchas vidas con su trabajo.

Era reconocido como una persona experta en el ámbito educativo nacional por diferentes instancias como el Foro de Vicerrectores, el Foro de Decanos y Directores de Facultades de Educación y Humanidades, el Consorcio de Universidades, la Gran Campaña Nacional por la Educación, el Ministerio de Educación, el Consejo Nacional de Educación y las diferentes universidades del país, entre otras.

“El M.A. Bayardo tenía un pensamiento diferente, pensaba que la mejor acción que podíamos hacer, desde nuestro espacio de incidencia, era precisamente fomentar este tipo actividades (conferencias y talleres), que llegan directamente a los docentes. Estas se convierten en las herramientas o en los ‘machetes’, como bien decía él, para que el maestro pueda utilizar directamente con sus estudiantes”, comparte la entrevistada.

El XXX Encuentro de profesores se llevó a cabo de manera virtual junto a la XI Conferencia para Docentes.

Añade que el M.A. Mejía creía apasionadamente que solo la educación y la cultura podrían sacar a nuestro país de la situación en la que vive. Estaba convencido de que debíamos fomentar el pensamiento crítico, reforzar la lectura, la escritura y las ciencias para el mejoramiento de la educación.

“Insistía también en el fomento de los valores, aquellos que nos vuelven mejores ciudadanos y que nos hacen conscientes del papel que jugamos con el medio ambiente y la naturaleza, que nos enseñan a convivir con respeto y armonía con el prójimo”, dice la Vicedecana.

Como Decano de la Facultad de Educación, el M.A. Bayardo se caracterizó siempre por ser accesible, empático, mediador, les daba el justo valor a las personas y reconocía el trabajo realizado, tanto por sus docentes como por el personal administrativo.

“Tenía la habilidad de crear un clima de confianza entre los estudiantes, que permitía que la comunicación con ellos fuera fácil”, asegura la M.A. Julia Castillo.

Concluye diciendo que como profesor, el M.A. Mejía era un apasionado por enseñar, por trasladar conocimiento y valores a sus estudiantes para que fueran educadores sensibles y empáticos.

| Revista Galileo| agosto 2022 |
Etiquetas: Edición 29, FACED,

Acerca de la revista

Edición No. 29

Publicaciones destacadas, seleccionadas de nuestra revista.