FISICC, número 1 de la región

Un crecimiento constante en la oferta académica, en la demanda por parte de alumnos y éxitos cosechados para el país resumen satisfactoriamente los más de 40 años de la Facultad de Ingeniería en Sistemas, Informática y Ciencias de la Computación, misma que hoy se corona como la número uno en la región centroamericana.

No todos los institutos evolucionan a facultad ni todas las facultades logran un crecimiento reconocido dentro y fuera del país como es el caso de la Facultad de Ingeniería en Sistemas, Informática y Ciencias de la Computación (FISICC). El Ingeniero Rodrigo Baessa, Decano de la Facultad, ha sido testigo y responsable en buena parte de dicho crecimiento.

Integrándose como catedrático auxiliar en 1988 y tomando el liderazgo del área administrativa en 2005, asegura que la lección más importante de estos más de 40 años ha sido valorar a las personas:

“Nuestros docentes son el activo más importante, cualquier universidad compra tecnología, especialmente ahora que es más barata, pero una persona que pueda transmitir de manera efectiva las ideas a un estudiante y que sea experto en un área, no se consigue en todos lados”.

Igual relevancia tienen los estudiantes, “hay que reconocerlos como individuos, no todos son iguales, no son promedios ni números de carné, hay que tratarlos como personas y no como quienes están depositando mensualmente una cantidad de dinero”, señala.

Otro artículo que puede interesarte: FISICC, más de 40 años de historia e innovación

Gráfica: Revista Galileo

Pero hay otro término indispensable en esta ecuación, los programas académicos que constantemente se están actualizando, considerando que hay cosas que quedan obsoletas en un año o meses, los cursos de las diferentes carreras son revisados cada semestre.

“Nosotros estamos en la jugada apoyando a nuestros docentes y directores para que asistan a conferencias académicas y de industria para conocer las últimas tendencias en software y hardware, los exhortamos a hacer investigación para que se especialicen y puedan tener contacto con otros expertos. Sin estas personas y sin hacer networking no podríamos tener cooperación con universidades de más tradición”.

Tras agregar programas de software y hardware, integrar nuevas carreras y ampliar el número de maestrías, las posibilidades académicas empezaron a diversificarse.

“Hay cinco áreas de especialización y el estudiante puede escoger dos, eso le da más posibilidad de combinar cosas que antes eran muy rígidas. Fue algo que empezamos hace 11 años y ahora tenemos la oportunidad de ser flexibles en cualquier forma de postgrados, los alumnos pueden combinar casi dos postgrados que van desde Dirección y Gestión de Proyectos, pasando por Investigación de Operaciones, Bases de Datos, Sistemas de Información, hasta la parte de hardware porque tenemos dos postgrados que conforman la Maestría de Electrónica Industrial. El estudiante tiene entre 14 a 15 temas que puede combinar. Ahora tenemos también una Maestría en Ingeniería Biomédica y una en Business Intelligence y Data Science, variedad de temas relacionados directa o indirectamente con tecnología”, describe el Ing. Baessa.

También puedes leer: La Cuarta Revolución Industrial

Representación internacional de FISICC
Gráfica: Revista Galileo

Al nivel de las grandes universidades

Las alianzas con universidades de prestigio mundial ha sido una de las claves para ofrecer a los estudiantes la diversidad y flexibilidad en su preparación académica. Para ello cabe destacar el papel de los catedráticos.

“Al estudiar en otra universidad están en contacto con estudiantes que luego se convierten en doctores, tienen amistad con ellos, están en el mismo grupo de investigación, tienen relación con su asesor que es un investigador de primera línea, y es así como poco a poco se dan estas alianzas”, detalla el Decano de FISICC.

Por otro lado, Universidad Galileo es parte del consorcio edX, que ofrece cursos gratuitos y masivos en línea (MOOC) de las mejores universidades del mundo. “Ser parte de edX dice a muchas universidades que no están tratando con cualquier institución, cuando ven la calidad de lo que hemos hecho, se dan cuenta de que podemos tener una relación de aporte y no solo unilateral en la que ellos nos imparten clases”, explica Baessa.

De esto se derivan los acuerdos con el Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT), la Universidad de Míchigan y la UC Berkeley.

Trabajar al lado de universidades referentes en tecnología también permite a Universidad Galileo hacer un benchmarking, conocer lo que están haciendo bien, utilizar lo que es oportuno y hacer cambios. Por otra parte, se realizan reuniones con empresas locales para conocer las fortalezas y debilidades de los egresados con el fin de ajustarse a las necesidades del mercado laboral.

Gráfica: Revista Galileo

De ahí la apertura para ofrecer una Licenciatura en Administración de Sistemas Informáticos, una Maestría en Gestión y Dirección de Proyectos y un Postgrado en Emprendimiento e Innovación Tecnológica.

Como lo indica el Ing. Baessa, “cuando estamos hablando de un proyecto y se vuelve algo complejo, puede fracasar si no se conoce una metodología efectiva en la gestión de proyectos. Uno de los métodos es el PMI, pero hay otras metodologías ágiles como Scrome e Ipma en Europa y Prince2 en la región asiática. En el país se desarrolla y exporta software, también hardware, y en la medida que va creciendo la tecnología, se va requiriendo de todos esos conocimientos. Comprendimos que existe una demanda y cumplimos con eso para que nuestros ingenieros tengan la capacidad de dirigir y gestionar proyectos”.


A la variedad de opciones para especializarse profesionalmente, se suma el hecho de que Universidad Galileo ofrece a sus estudiantes una formación híbrida (personal y virtual) con catedráticos nacionales y extranjeros.

La inversión que esto requiere vale la pena, ya que “hay personas que por su trabajo o donde están localizadas no pueden asistir presencialmente y por lo tanto tenemos que ofrecerles la formación híbrida, y si definitivamente no hay forma de que asistan personalmente, entregárselo todo de manera virtual”, explica el Ing. Baessa.

Foto: Agencias

Los laboratorios: La oportunidad para aprender haciendo

Los estudiantes de FISICC tienen acceso a siete laboratorios que van desde lo general hasta lo especializado.

“Para muchos de nuestros cursos usamos laboratorios de hardware para medición de aparatos eléctricos y electrónicos, instrumentación virtual que es la nueva tendencia para la captura de señales por computadora y software, que representa estos valores en vez de un instrumento. Un laboratorio de instrumentación para la parte industrial, con sensores y actuadores y la inteligencia de los sistemas para controlar los procesos industriales”, describe el Decano Rodrigo Baessa.

“Un laboratorio de mecatrónica con equipo CNC para hacer piezas en distintos materiales, metales, plásticos y madera. Se comienza con diseño asistido en computadora y luego se pasa a la parte de manufactura donde se realizan las piezas que podrían ser parte de un equipo. También tenemos impresión 3D en el laboratorio Turing, que no es para práctica sino para innovación y apoyo a estudiantes que quieren emprender, y tenemos el laboratorio de electrónica avanzada con equipos más sofisticados”, añade.

Estudiantes y catedráticos son exhortados a la investigación al contar con los siguientes laboratorios:

  • Laboratorio Turing
  • Research Laboratory in Information and Communication Technologies (RLICT)
  • Galileo Educational System (GES)
  • Instituto Von Neumann (IVN)
  • Instituto de Recursos Energéticos (IRE)
  • Complex Systems Research Group (CSRG)
  • Innovation Laboratory
Foto: Revista Galileo

Investigaciones con impacto social

Gracias a los laboratorios equipados con alta tecnología y a la iniciativa de los estudiantes y catedráticos, ya se han realizado varias investigaciones con impacto dentro y fuera del país. Las más recordadas por el Ing. Baessa, debido al aporte social, incluye la atención de prótesis a bajo costo.

Pocas personas tienen la capacidad económica para adquirir una prótesis de primera o el acceso a una póliza de seguro.

“Creo que se necesita más investigación en prótesis que funcionen bien, que sean duraderas y de bajo costo. Gracias a Dios continuamos con esa línea de prótesis que va desde algo muy simple y económico como usar los músculos para accionar un brazo (por ejemplo), sin ninguna parte electrónica, solo mecánica y piezas metálicas que pueden encontrarse en cualquier lado, diseño por computadora e impresión 3D, hasta las más sofisticadas con actuadores que permiten sentir los impulsos mioeléctricos con lo cual se puede aprender a abrir y cerrar los dedos de la prótesis, con un costo mayor pero que no supera los miles de dólares”.

Otra de las investigaciones con impacto social está relacionada con la prevención de desastres.

“Hemos estado trabajando con sistemas que pueden prevenir inundaciones, que miden el nivel de los ríos a través de ciertos puntos en el cauce y cuando llega a cierto nivel o sube repentinamente, emite una alarma. Son equipos que transmiten la información visualmente y por medio de tecnología celular a un centro de comando que puede estar en cualquier lugar, donde se registran los datos para tener información histórica y analizar los patrones”, explica el Ing. Baessa.

Gráfica: Revista Galileo

Los videojuegos no escapan a la curiosidad de los estudiantes de pregrado, quienes han estado trabajando en el laboratorio Turing con un software que se llama Cerebrex para mejorar las habilidades verbales y numéricas de los niños por medio de juegos electrónicos.

De acuerdo con el Ing. Baessa, estos avances en gamification han dado buenos resultados, “hemos hecho investigación y lo más importante es que funciona”, resalta.

Además de los avances y el aporte a la sociedad con estas investigaciones, el Ing. Rodrigo Baessa destaca el hecho de aprender el proceso de investigación: “El alumno comienza a entender que hay una metodología para recopilar la información, luego sigue el trabajo en sí que puede incluir o no un experimento, el desarrollo de algo y finalmente la publicación de los resultados que puede ser algo tan simple con un póster en una conferencia, un artículo en un journal indexado, que es algo más serio o incluso la presentación de ese paper en una conferencia internacional con expertos al pendiente. Esto implica estar preparado para recibir la crítica como retroalimentación o puede venir alguien a decir ‘Me gusta lo que hiciste, quisiera aplicar esto a algo que estoy haciendo’, y así va progresando el conocimiento, apoyándose en el trabajo de otras personas mientras se les dé su crédito”.


Las principales áreas en las que estudiantes y catedráticos han realizado investigaciones son:

  • Assistive Technologies
  • E-Health
  • Robotics
  • Human Computer Interaction (HCI)
  • Energy and Environmental Science
  • Operations Research
  • Applied Mathematics
  • Innovation Management
  • Startup Mentorship
  • Education
  • E-Learning /MOOCs
  • Games and Learning / Gamification
  • Educational Technology
  • Business Education
  • Mathematics Education
  • Wireless ad hoc Networks
  • Network Intrusion Detection & Prevention
  • Network Protocol Testing
  • Internet of Things (IoT)
  • Cloud Computing
  • Trust Management
  • OS Virtualization and Emulation
Foto: Revista Galileo

Publicaciones internacionales

El trabajo realizado en los laboratorios de FISICC también ha sido reconocido por la comunidad científica internacional mediante publicaciones aceptadas en medios de trayectoria y prestigio.

“Tenemos decenas de publicaciones en distintas áreas, desde la parte de E-Learning, pasando por Dirección y Gestión de Proyectos, Investigación de Operaciones, Educación de Ingeniería, Telecomunicaciones, etcétera. Un abanico grande de temas relacionados directa o indirectamente con tecnología”, comenta el Decano Baessa.

En dichas investigaciones el autor principal suele ser un catedrático que tiene un Doctorado, otras son realizadas por catedráticos con una Maestría, quienes trabajan con un asesor externo o como autor principal, y ocasionalmente estudiantes de pregrado.

Sin embargo, para poder ser publicado en un journal o una conferencia, “tiene que haber un autor principal con cierto peso”, aclara el Decano de FISICC.

A la fecha se registran 137 publicaciones de investigaciones realizadas por alumnos y catedráticos de FISICC, publicadas por IEEE (Institute of Electrical and Electronics Engineers), Informs (Institute for Operations Research and the Management Sciences), ACM (Association for Computing Machinery), Springer (editorial global especializada en publicaciones científicas) , FIE (Foro Internacional de Emprendedores), ASEE (American Society for Engineering Education), J.UCS (Journal of Universal Computer Science), ISPRAS (Institute for System Programming, Russian Academy of Science) y CIEMAC (Congreso Internacional sobre la Enseñanza de la Matemática Avanzada por Computadora).

Aporte a la industria nacional

Siguiendo la ruta de países desarrollados, en Universidad Galileo se busca generar un impacto positivo en la comunidad, siendo la industria uno de sus elementos vitales.

El Ing. Baessa explica que hay varias formas como los estudiantes de FISICC pueden vincularse con el sector empresarial: “Puede haber apoyo en su proceso de selección de trabajadores, podemos apoyarlos dando apertura a que vengan y hablen con nuestros estudiantes para sus programas de pasantías o recomendarles una persona con buen rendimiento. Otra forma es cuando la empresa nos solicita capacitar a sus trabajadores en un tema y se diseña un programa específico”.

También se realizan reuniones con empleadores para evaluar el desempeño de los egresados y trabajar en las mejoras. El Ing. Rodrigo Baessa recuerda: “Hace tiempo tuvimos una reunión con empresarios para ver estrictamente las necesidades del mercado laboral, entonces nos dijeron por ejemplo que necesitan mejorar el nivel de inglés o softskills como negociación, liderazgo y trabajar en equipo, entonces estamos trabajando en eso”.

Otra área importante es la investigación aplicada y la transferencia de tecnología y desarrollo. Por ejemplo, “Fogel de Guatemala tenía un problema, esta empresa exporta enfriadores a compradores grandes, pero les exigían un reporte de calidad por cada enfriador identificado con número de serie. Contratar a una persona para tomar estas mediciones iba a tener un costo mayor que el margen del enfriador, entonces nosotros los ayudamos usando software de instrumentación virtual para automatizar el proceso y luego generar un reporte en formato PDF. Ellos necesitaban un desarrollo y nosotros teníamos la experiencia, así que los apoyamos y ellos nos recompensaron con donaciones”.

Mucho camino por recorrer

Siendo estudiante de la Universidad de Texas en los años 80, el Ingeniero Rodrigo Baessa fue uno de los usuarios de la primera red de internet diseñada por la Defense Advanced Research Projects Agency (DARPA), y como catedrático de FISICC desde 1991 ha sido testigo del crecimiento tecnológico en nuestro país y su impacto en la educación.

Su experiencia le permite pronosticar que “Donde puede haber mayor crecimiento es en la parte electrónica que permita desarrollar software en relación con el cuerpo humano. Habrá un tipo de interfaz entre la parte química y la electrónica pero todavía falta mucho. Uno de los problemas para la aplicación de sensores y microprocesadores en el cerebro es el cambio de temperatura, a los que son muy sensibles el cerebro y sistema nervioso, y luego la miniaturización, donde ahora hay cuatro puntos sensibles tiene que haber 256 o mil. Como universidad estamos trabajando en las prótesis y nos interesa la biomedicina, el procesamiento de imágenes médicas y saber más del cuerpo”.

Mientras el futuro de FISICC se va diseñando conforme a los avances tecnológicos y didácticos, estos 40 años se celebran con la satisfacción de “haber evolucionado, mejorado el área de laboratorios, desarrollado personas y egresados que son nuestra mejor carta de presentación. El hecho de que un alumno nuestro pueda estudiar una Maestría o un Doctorado en una buena universidad de Europa o Estados Unidos, incluso trabajar en Sillicon Valley, dice mucho del área profesional y de la formación que ha recibido en las ciencias básicas”, concluye el Ing. Baessa.

| Revista Galileo| octubre 2020 |
Etiquetas: Edición Especial FISICC,

Acerca de la revista

FISICC 40 Años

Publicaciones destacadas, seleccionadas de nuestra revista.