Mentes Brillantes

Cinco estudiantes de diferentes colegios de Guatemala rompen fronteras en robótica, comparten las enseñanzas que les dejó su participación en el FIRST Global Challenge, un evento de talla mundial realizado en México.

No se trata solo de crear un robot, sino de empoderarse para desarrollar el talento y la capacidad para resolver problemas. Fueron Catherine Noemí Batres Soto, Carmen Jimena Santizo Monterroso, Henry Isaac Pineda García, Luis Daniel Ramos Marroquín y Gabriel Monzón Santisteban, quienes integraron la Selección Nacional de Robótica que participó en dicho evento internacional.

En algún momento los estudiantes destacaron en la Olimpiada al romper el Primer Récord Mundial de la Competencia, junto con Singapur e Iraq. Sudáfrica, Honduras y Guatemala recibieron un premio especial por parte de los jueces debido al diseño y mecanismo del robot. La Selección de Robótica se formó gracias al Proyecto BALAM en el marco del Primer Encuentro de Robótica a nivel nacional, organizado por Universidad Galileo y Grupo Intelecto, con el apoyo de SENACYT y MINEDUC.

“Este premio demuestra que en Guatemala hay talento, que somos muy capaces en la resolución de problemas trabajando con tecnología”, opina el Dr. Oscar Rodas, Director de la carrera Ingeniería en Electrónica y quien estuvo en todo el proceso de trabajo del equipo nacional.

UNA EXPERIENCIA LLENA DE APRENDIZAJE

Durante el FIRST Global Challenge, los cinco jóvenes aprendieron a desarrollar competencias como: resolución de problemas, actitud positiva, compañerismo, empatía, emprendimiento, creatividad, pensamiento crítico, productividad, resiliencia, adaptabilidad y confiabilidad.

Lo anterior incidió para que Guatemala recibiera el premio Judges Award debido a la innovación, ingeniería y diseño de su robot. “Demostramos que Guatemala es un país que innova, que el trabajo en equipo y la comunicación son fundamentales, y aprendí que no todo depende de las capacidades o esfuerzos de uno mismo”, opina Gabriel Monzón, director programador del robot.

“En tecnología y creatividad, Guatemala está a la altura de países líderes en ese ámbito”, señaló Catherine Batres, capitana del equipo, quien aprendió que “cada idea para los prototipos del robot debía ser respaldada por las leyes de la física para que sea efectiva, y que se debe encontrar un equilibrio entre software y hardware para que el desempeño del robot sea óptimo”.

El FIRST Global Challenge tuvo como objetivo motivar a los participantes a trabajar juntos para resolver problemas mundiales del medio ambiente. “Como habitantes del mundo debemos tomar mayor conciencia del impacto que generamos al hacer uso diario de los diferentes tipos de energía y que hay muchas maneras de hacerlos más sostenibles”, agrega Carmen Santizo, encargada del ensamblado.

“Demostrar nuestro talento, el trabajo en equipo, estar con personas que comparten la misma pasión, ver y aprender una visión más grande de lo que puedes hacer y hasta dónde puedes llegar”, fueron enseñanzas relevantes de esta experiencia para Henry Pineda. Para Luis Ramos, “la cualidad que me llamó la atención del resto de los grupos fue la serenidad con la que realizaban su trabajo”, comenta

LA SELECCIÓN NACIONAL

  • Catherine Noemí Batres Soto (17 años) Colegio: El Sagrado Corazón de Jesús Grado: 4to. Bachillerato en Computación
  • Carmen Jimena Santizo Monterroso (17 años) Colegio: El Sagrado Corazón de Jesús Grado: 4to. Bachillerato en Computación
  • Henry Isaac Pineda García (18 años) Colegio: Tecnológico
  • André Ampere Grado: 6to. Perito en Electrónica y Dispositivos Digitales
  • Luis Daniel Ramos Marroquín (18 años) Colegio: Liceo Canadiense (Petapa) Grado: 6to. Perito en Electrónica
  • Gabriel Monzón Santisteban (17 años) Colegio: Lehnsen Roosevelt Grado: 5to. Bachillerato en Ciencias y Letras con Orientación en Computación.

CON EL APOYO DE UNIVERSIDAD GALILEO

La participación en México le permitió a Universidad Galileo seguir inspirando a jóvenes a que estudian carreras relacionadas con tecnología. “Nos reafirma que apostar a ser la mejor universidad en temas de tecnología es el camino correcto y a comprender que en Universidad Galileo enseñamos material de competencia semejante a las soluciones que presentan las grandes potencias mundiales”, opina el Dr. Oscar Rodas.

La robótica de Guatemala no tiene procesos tan avanzados, comparada con países como Rumania y Singapur, dice Rodas, pero la solución es apostarle a proyectos más grandes y con mayor impacto en la población joven, con alianzas entre los sectores público, privado y académico. “Lo bueno es que ya comenzamos y el Proyecto BALAM cuenta con el aval de SENACYT, MINEDUC y es liderado por Universidad Galileo y Grupo Intelecto. Cuenta además con el apoyo de empresas como Xumak, Steren y Tettsa, pero faltan alianzas y recursos para lograr mayor impacto”, agrega.

Actualmente Universidad Galileo cuenta con un programa de robótica, con el que “se busca fomentar las carreras de tecnología en los jóvenes de Guatemala, no importando si pertenecen a una institución de tipo privado o público”, explica Rodas.

El programa funciona en tres fases: aprende, crea y compite. Para lograr mayor alcance, estamos fomentando cursos virtuales para las primeras dos fases. Por ahora, en la fase de “aprende” hemos alcanzado más de 2,100 participantes de todo el país. Para el 2019, esperamos una participación mayor a los 3,000 participantes en la primera fase, indica Rodas.

| Revista Galileo| enero 2020 |
Etiquetas: Aprendizaje, Colegios, Competencia, Edición 22, Experiencia,

Acerca de la revista

ALZHEIMER apoyo y formación para su atención

Publicaciones destacadas, seleccionadas de nuestra revista.