Momentos que revolucionan vidas

Momentos que revolucionan vidas

Robomatrix 2018, competencia latinoamericana de robótica celebrada en México, marcó la vida de cuatro jóvenes estudiantes de colegios guatemaltecos apoyados por Universidad Galileo, en alianza con Grupo Intelecto Internacional.

La experiencia de participar a nivel internacional creó un cambio de pensamiento en los estudiantes de colegio. Se dieron cuenta que, al igual que ellos, otro montón de jóvenes del mundo pueden tener un manejo apropiado de la tecnología, crear soluciones y compartir experiencias técnicas. A muchos de los participantes esto les reafirmó su decisión de estudiar una carrera de tecnología

Dr. Oscar Rodas,
Director de Ingeniería enElectrónica de Universidad Galileo.

La participación en este evento internacional de tecnología confirmó en estos jovenes un talento que les revolucionó la vida. María Daniela Illescas Figueroa (ciudad Capital), Daniel Estuardo Rivas Herrera (Villa Nueva), Ana Eunice Rivera De León (Cobán) y Alejandro Díaz Jiménez (Chimaltenango) integraron la Selección Nacional de Robótica de Guatemala que representó al país en la competencia realizada en Guadalajara, México.

Durante la competencia organizada por la Sociedad Latinoamericana de Ciencia y Tecnología (SOLACYT), Guatemala destacó participando por primera vez con los siguientes resultados:

  • Cuarto lugar en la categoría Megasumo, competencia de pelea tipo sumo de robots de hasta 3kg.
  • Sexto lugar en la competencia de Resolución de Laberinto. Durante la participación el mejor tiempo logrado fue de 17.5 segundos, quedando a 2.5 segundos del tercer puesto.

Cada uno de los cuatro estudiantes vivió una aventura que los hizo desarrollarse en un ambiente totalmente nuevo.

VUELVE CON MAYOR MADUREZ

Para María Daniela Illescas, estudiante del Colegio Sagrado Corazón Centro Histórico, no fue nada fácil el camino ni la propia competencia realizada en México. “Fue una experiencia que marcó mi vida, me dejó muchas enseñanzas y una satisfacción muy grande”, comenta. Pero no solo eso, también “me hizo madurar porque nunca había trabajado en un equipo así y bajo constante presión. Espero que todo lo aprendido pueda utilizarlo como herramientas para mi futuro”.

Los guatemaltecos durante su participación en México

TERMINÓ APRENDIENDO ELECTRÓNICA

Daniel Estuardo Rivas, del Liceo Valle del Sol de Villa Nueva, era un apasionado por la Programación pero con la competencia de Robomatrix 2018 terminó aprendiendo Electrónica.

Aunque no había utilizado Arduino ni realizado conexiones en electrónica porque su carrera era computación, el estudiante se dio cuenta de que tenía el talento para la electrónica porque “en un día logré aprender lo que no había podido en varios meses”, comenta. “Esto me abrió la mente para realizar cosas junto con mis amigos.

Hicimos un buen papel, a pesar que nunca habíamos competido afuera, nos dimos cuenta que en Guatemala hay talento, solo falta apoyarlo”, opina Daniel Estuardo.

DE LA MATEMÁTICA A LA PROGRAMACIÓN

Ana Eunice Rivera, del Colegio San Francisco Javier de la Verapaz, quien había sido campeona nacional en Matemática, estando en la selección de Robótica descubrió que tenía el talento para programar.

“No tenía ni idea de qué eran Arduino o Rev Robotics pero descubrí que me gustó programar, aunque me pareció complicado, al ir compitiendo y entendiendo me gustó bastante”, cuenta la oriunda de Cobán.

La participación en el evento de Robomatrix le dejó de enseñanza que otros países como México tienen bastante experiencia en la tecnología, pero “nosotros demostramos que podemos llegar a ese nivel”, agrega.

CONFIRMÓ SU PASIÓN POR LA MECATRÓNICA

Alejandro Díaz volvió de la competencia de Robomatrix más enamorado de la mecánica y la electrónica.

“Lo conseguido en México me dejó bastante aprendizaje, una madurez increíble y mente abierta, me enseñó que toda la tecnología es igual en cada país y que Guatemala tiene talento, pero hay que descubrirlo, así como lo están haciendo por medio del Proyecto Balam (Balam Robot Competition)”, dice el estudiante del Complejo CETACH de Chimaltenango.

EL RESPALDO DE UNIVERSIDAD GALILEO

La selección de los cuatro estudiantes es fruto de las Competencias Nacionales de Robótica, que realiza Universidad Galileo desde 2015 y en conjunto con la empresa Grupo Intelecto Internacional desde 2016, bajo el nombre Balam Robot Competition (BRC). En 2018, al momento de conseguir el aval del Ministerio de Educación (MINEDUC) y la Secretaría Nacional de Ciencia y Tecnología (SENACYT) se convierte en Proyecto BALAM. “Para Universidad Galileo este tipo de participaciones permite seguir posicionándose como la universidad tecnológica del país. El impacto que ahora se tiene ya no solo es con estudiantes universitarios, sino también con estudiantes de colegio que están ayudando a crear una comunidad de personas ‘evangelizadoras’ de tecnología y que serán los próximos solucionadores de problemas para Guatemala y el mundo”, opina el Dr. Oscar Rodas, Director de Ingeniería en Electrónica, de Universidad Galileo, y Coordinador del grupo que estuvo en Robomatrix 2018.

Para este 2019, la Competencia Nacional de Robótica tendrá una mayor convocatoria, tanto para estudiantes de colegio, como para universitarios. La meta es que se inscriban tres mil jóvenes y que de ellos salgan los que participen en Robomatrix 2019 y en otras competencias.

Los estudiantes con el diploma recibido en Robomatrix 2018.
| Revista Galileo| junio 2021 |
Etiquetas: Competencia, Edición 23, Electrónica, Evento, Internacional,

Acerca de la revista

En la ruta de la investigación y el desarrollo

Publicaciones destacadas, seleccionadas de nuestra revista.