Miculax, nueva película hecha por reconocido guatemalteco destaca en el país

Miculax, nueva película hecha por reconocido guatemalteco destaca en el país

El cineasta Luis Garistú, presentó su nuevo largometraje “Miculax, el regreso del diablo”, una cinta que retrata la violencia y asesinatos contra grupos vulnerables en el país.


Luis Garistú, forma parte de los docentes de primer nivel, de Universidad Galileo. Con más de 12 años de impartir clases a nivel superior ha dejado un legado de conocimientos, que hacen eco en diversos ámbitos en el país.

Conociendo al cineasta

Antes de alcanzar diversas metas personales, y destacar en distintas áreas. Luis Garistú, dejó su municipio de Santa María Cahabón, para emprender un camino lleno de retos que fueron conciliados, gracias a su disciplina, perseverancia y constancia.

Hoy en día, es reconocido en diversos ámbitos como: director, productor, actor, escritor de teatro, comunicador social, catedrático universitario, presentador de noticias y cineasta.
Su pasión por el cine, nació también mediante crecía su gusto por el teatro. Fue así que, en 1979, al ver una obra teatral supo de inmediato lo que quería. Su repentino gusto por este arte, se fue nutriendo mientras a más obras asistía.

Más adelante, estudió actuación en el Teatro Abril, y luego se especializó en cine, en la Universidad Francisco Marroquín. Además, es locutor profesional egresado de la estación radial TGW.

Su espíritu de disciplina y crecimiento, lo llevó a seguir sus estudios a nivel universitario. Por lo tanto, estudió una Licenciatura en Ciencias de la Comunicación. Y se gradúa en la universidad en mención.

Creo que toda mi vida ha estado inmiscuida en la comunicación, desde mi carrera, en el hecho de hacer teatro, y ahora hacer cine, televisión y presentar noticias. Todo va ligado con la comunicación, y creo que esa es la pasión que envuelve todo esto que ahora Dios, me permite hacer” dijo Garistú.

Sus estudios continuaron con una Maestría en Diplomacia y Relaciones Internacionales la cual estudió en Universidad Galileo. En la actualidad estudia un Doctorado en Administración Pública y Políticas Públicas en la Facultad de Ciencia, Tecnología e Industria.

Vida Cinematográfica

Siempre he considerado que, para hacer cine y teatro, o cualquier cosa que uno haga en la vida, es un proceso de aprendizaje. Inicié con 2 cortometrajes, uno de ellos se llama la Extorsión con una duración de 25 minutos”.

Sobre su segundo cortometraje comentó:

También hice un cortometraje con un sentido social, -Cuando las letras hieren- que dura 30 minutos. Y ahora con el apoyo técnico y financiamiento, nos animamos a realizar el largometraje Miculax, que dura 2 horas. Fue un proceso complicado, pero nos fuimos preparando a través de los cortometrajes”.

Miculax, una película guatemalteca con fuertes mensajes sociales

Tras leer en 1993 la novela “Miculax”, de Jorge Godínez, donde la obra literaria retrata la vida de José María Miculax Bux, uno de los primeros asesinos en serie del país.

Así también, influenciado a lo largo de los 21 años como presentador de noticias, y ver el abuso y violencia contra niños y mujeres, fue el principal motor que impulsó la realización de esta película.

Me dije, tengo que hacer algo que ponga el dedo en la llaga, y que sea de denuncia, y le recuerde a las autoridades y a la sociedad, que, como padres de familia debemos cuidar a estos grupos vulnerables que son los niños y nuestras mujeres” explicó el profesional.

Así también agregó:

A raíz de eso, decidimos hacer esta película y presentarla en el tiempo justo. Son los tiempos de nuestro creador. Se nos dio la oportunidad de presentarla en los cines, ahora cuando hay un repunte de esa violencia”, comentó Luis Garistú.

Anécdotas sobre la realización de la película

Con muchos retos por delante, Luis Garistú, emprendió el proyecto cinematográfico, que, pese a no contar con el apoyo financiero por las instituciones correspondientes, logró concretar la filmación.

Esta película la realizamos con nuestros propios recursos. Además, tuvimos que esperar para estrenarla por cuestiones de la pandemia. Sin embargo, consideramos que hemos llegado en un momento apropiado y oportuno.

Esto considerando que la situación que está viviendo la niñez y las mujeres actualmente, ha tenido un repunte. Fueron 2 años y medio de correr, de desvelarnos, de trabajar muchas veces hasta muy tarde, bajo el agua, con mucho frío porque el cine así lo exige.

Hubo escenas muy complicadas que se debían hacer hasta tarde de la noche por las condiciones que se necesitaban reflejar en las escenas. Entonces una cantidad considerable de anécdotas que vivimos a lo largo de los dos años y medio que duró el montaje de la película”.

El reparto de actores, clave para la proyección del mensaje

Según explicó Luis Garistú, una de las cosas más complicadas para hacer cine, y teatro, es hacer un buen casting. Debido a que, se necesita que queden bien dentro de sus papeles.

Para el personaje principal, recuerda Garistú, que alguien le presentó al locutor guatemalteco Sergio Batz, a quien desde que lo vio, supo que era el idóneo para representar a Miculax.

Le pregunté, vi su disposición. Incluso cuenta con capacidades histriónicas por el trabajo alterno como –Payasito-, cuenta con mucha facilidad en el manejo de escenarios. Obviamente el papel de un payasito no tiene nada que ver con Miculax; pero fue donde hicimos gala como directores de teatro y artísticos. Por lo que lo empecé a preparar para el personaje que yo necesitaba”.

A su vez, el cineasta agradeció la participación de 4 actores que son egresados de la Escuela Superior de Imagen Pública de Universidad Galileo, y una de ellas, Paola Arévalo, quien ayudó en la grabación de algunas escenas en San Juan el Obispo.

Me llena pensar que estamos involucrando a gente que tiene talento, y que no se le había dado la oportunidad y la encontramos aquí. Aparte encontramos niños actores en San Juan del Obispo, que cuando hicimos la convocatoria y el casting hicieron unos papeles increíbles.

Hay unas escenas muy fuertes, donde los niños tuvieron que sacar sus capacidades histriónicas que ni ellos mismos sabían que tenían. Por lo cual logramos un excelente trabajo por parte de ellos”.

Una fructuosa vida como docente

Ya son 12 años que el profesional imparte docencia en Universidad Galileo, algo que, para él, le llena de satisfacción y lo motiva todos los días. Por lo cual, se ve comprometido en buscar la actualización constante para estar al nivel de las exigencias.

De acuerdo con lo que indicó el docente, tanto en la Escuela Superior de Imagen Pública y la Escuela Superior de Diplomacia y Relaciones Internacionales, reciben capacitación para brindar la mejor educación.

Además, comentó:

Mi visión de futuro como docente, es seguir formando generaciones, y seguir encontrando profesionales trabajando en lugares muy importantes, gracias a la preparación que les dimos.

Cosas como esas, lo motivan a uno a seguir adelante. La responsabilidad que tiene uno de hacer un buen trabajo para la Escuela Superior de Imagen Pública o de Diplomacia, y formar excelentes profesionales en servicio de la sociedad”.

Finalmente, el profesional dijo:

Una frase o expresión de Jacques Cousteau, la adaptaron al hecho de que llegaron a Marte, y lo lograron porque no sabían que era imposible. La idea con esto, es que uno dice no voy a alcanzar tal cosa; pero uno solo se pone esos límites.

Es así que, no hay que ponerse límites, cualquier cosa uno lo puede lograr, si lo hace con ahínco, con pasión, si se hace con constancia, dedicación y disciplina puede lograr lo que sea”.

Sinopsis de la película:

En el año de 1946 existió un asesino en serie que en un período de aproximadamente 4 meses mató y violó a más de 15 niños. Las autoridades policiales de la época fueron presionadas por el presidente Juan José Arévalo para capturar al responsable.

Derecha: Dra. Karen Mancilla, Directora de la Escuela Superior de Imagen Pública y Diplomacia / Durante el estreno de la película.

Quien resultó ser José María Miculax Bux y su primo Mariano Miculax a quienes condenaron a morir fusilados, y a 30 años de prisión respectivamente. El cuerpo de José María no fue reclamado por nadie, por lo que científicos de la Universidad de San Carlos de Guatemala, https://www.usac.edu.gt/ pidieron guardar la cabeza para analizarla.

Ésta estuvo en los laboratorios de esa casa de estudios durante muchos años, de pronto desapareció. En el año 2002 el nieto de uno de los científicos la encuentra y decide hacer experimentos genéticos con ella.

Por accidente le inyecta genes de Miculax a un alcohólico, quien en el año 2016 (70 años después de la muerte de Miculax) adopta características del asesino e inicia una serie de muertes .La película, por tanto, está ubicada en 1946, 2002 y 2016.

Para los interesados en ver la película y apoyar el arte guatemalteco, lo pueden hacer en las principales salas de cine del país como Cinépolis.

Por: MSc. Cesar Martínez, Área de Comunicación Digital

| 27 febrero, 2021 |