Una vida enfocada hacia el servicio

Una vida enfocada hacia el servicio

Actualización para Adultos es un programa dirigido a las personas que se encuentran en plena adultez, a quienes el mismo Programa llama de la “Certera Edad”. Es una iniciativa de Universidad Galileo de donde han egresado grandes talentos que hacen la diferencia en Guatemala por su empeño constante en mantener una capacitación y labor enfocada a la mejora continua. Uno de esos ejemplos es la licenciada Ana María Valladares de Goyzueta, egresada en el 2011, de la Licenciatura en Informática y Administración de Negocios.

La licenciada Valladares es guatemalteca, originaria de Quetzaltenango y siempre se ha preocupado por su formación, para con ello servir a los demás, recibiendo diferentes capacitaciones y participando en varias organizaciones sociales, culturales, educativas y empresariales. “Es muy importante porque le abre a uno muchas puertas y conoce mucha gente… ante todo mi compromiso, siento que tengo un compromiso hacia los demás para poder darles un poquito de lo que sé a quienes lo necesiten”, expresa.

Entre su logro principal menciona el mantener una familia unida, donde cada uno tiene ideales y sobre todo perspectivas de superación, según menciona. La licenciada Ana María está muy contenta de haber estudiado en ésta casa de estudios. “Universidad Galileo me ha dado tanta visión y me ha abierto un campo en donde uno puede ver y comprender mejor el mundo actual,” menciona.

Vida en Galileo

Respecto al ambiente de Universidad Galileo, la licenciada Valladares, explica: “Cuando entre a esta universidad, vi lo linda que es, el equipo que tiene, me pareció que su tamaño era adecuado porque se sentía una calidez humana.”

En Universidad Galileo le gustaron todas las clases, pero le llamaron la atención dos: “Excelencia” e “Informática”. “La licenciada Aracely Monzón, Directora del Programa de Actualización para Adultos y Catedrática del curso de Informática, siempre nos decía que todo esfuerzo tiene su recompensa. Además, había una clase muy bonita de Excelencia con el licenciado Pedro Villatoro y él también decía que lo más importante es el desarrollo humano. También, me parecieron interesantes todas las demás cátedras.”

Según la licenciada Valladares, la educación del adulto mayor es esencial. “Para el adulto mayor es básico adquirir conocimientos, una persona que tenga una “x” cantidad de años no quiere decir que su intelecto no este apto. (Existe una ventaja) muchos ya no tienen compromisos muy fuertes (pueden) seguir adquiriendo conocimientos, más sabiduría para saber encausar, o poder afrontar los retos de la vida, es muy importante.”

La licenciada Valladares siempre había tenido la intención de seguir estudiando en la universidad. “…Me metí a diplomacia y así seguí tomando una serie de cursos y siempre estaba aquella chispita de seguir con algo más formal y cuando se nos presentó la oportunidad, que no solamente fue a mí sino a varias señoras que estamos en el Consejo Nacional de Mujeres.

Respecto al esfuerzo que le tomó retomar los estudios formales, menciona: “Por supuesto le cuesta a uno un poquito sobre todo la disciplina, las tareas y sí me costó, pero también la Universidad le da a uno esa disciplina que es tan necesaria toda la vida.”  Sobre el ambiente que encontró en Universidad Galileo, expresa: “Mis compañeras de estudio son señoras también integrantes del Consejo Nacional de Mujeres, son mis amigas con ellas tengo una excelente relación, siempre fue muy positiva y con muchos deseos todas de aprender.”

Mujer y sociedad

Sobre la participación de la mujer explica: “Yo creo básicamente que la mujer debe participar, tenemos esa  obligación también de aportar. No solamente en casa con los hombres, nuestro papel es muy importante… nuestras labores, la sociedad y el mundo. Somos el 50% de la población, tenemos necesidades, otra forma de captar y ver la vida. El país necesita de ese aporte que las mujeres pueden dar, porque la mujer tiene: inteligencia, disposición, mucha  conciencia en las cosas que hace.”

Como Presidenta del Consejo Nacional de Mujeres, reconoce la importancia de la participación de la mujer en las tareas fuera del hogar, sin descuidar las tareas dentro del mismo. “Su rol como madre al tener los hijos, la orientación, el cuidado de los niños es básico para que ellos puedan desenvolverse adecuadamente en la vida, es importante. Por otro lado (el que la mujer descuide su hogar) creo que sinceramente eso ha provocado una desintegración familiar y además los hijos se sienten abandonados. Se han dado situaciones en donde los hijos han formado parte de grupos no deseables por esa falta de orientación adecuada.”

Respecto al papel de la mujer hoy en día, menciona: “Dicen que ahora el papel de la mujer es de una súper mujer, tiene que mantenerse bien, trabajar, aportar, ver a los hijos, el esposo, acompañarlo, mil y una cosas… pero así es, somos súper mujeres.”

Con espíritu positivo, la licenciada  Valladares agradece a Universidad Galileo la oportunidad que le dio de estudiar. “Agradezco a Universidad Galileo la oportunidad que me dio de seguir estudiando, todos esos conocimientos maravillosos enriquecen no solamente la mente, sino también el espíritu. Lo hacen a uno sentirse joven nuevamente. Aunque uno ya tenga sus añitos. Realmente es muy lindo poder seguir estudiando.”

Una vida para entregar

Desde la Asociación de Mujeres de Guatemala, la licenciada Ana María Valladares de Goyzueta, trabaja orientada en la educación y la cultura para poder brindarle a las mujeres capacitaciones y con esto la oportunidad de que ellas con los conocimientos adquiridos, puedan formar su micro o pequeña empresa. En una organización donde todas sus compañeras son voluntarias, buscan contribuir al desarrollo de los pueblos. El Consejo mantiene capacitadores en las diferentes comunidades del país. La Embajada de Japón recién les otorgó fondos para hacer una escuela en Morales, Izabal. “Esto nos mantiene entretenidas”, agrega Ana María.

La licenciada Ana María es  Presidenta de la Fundación Tecnológica “FUNTEC”, que es la sombrilla que soporta tanto a Génesis Empresarial como Empresarios Juveniles que tiene el Museo de Ciencia y Tecnología. Es Presidenta del Consejo Regional de las Américas que enlaza a todos los Consejos Nacionales de mujeres y su sede está en Suiza. Además, de pertenecer a otras asociaciones como Asociación Femenina por Quetzaltenango y Cañeros del Sur, “Uno quisiera estar metido en todo”, expresa.

Mientras la felicidad para muchos es dedicarse tiempo a sí mismos, para la licenciada Valladares felicidad es “la satisfacción de poder brindar a los demás un poquito de lo que uno sabe”. “Son cosas que le llenan a uno mucho y sobre todo la satisfacción de saber que lo que uno está haciendo está bien hecho”, agrega. Ana María, considera que además de ella existen muchas mujeres que tienen los mismos objetivos en su vida.

Por: Licda. Angelica Estrada, Área de Gestión de Información (AGI)/ GES.

Enlaces de interés:

| Gestión de Información | 19 septiembre, 2011 |