Ingeniero Mario Melgar, trabajo, competitividad y resultados

Ingeniero Mario Melgar, trabajo, competitividad y resultados

Ingeniero Mario Melgar, trabajo, competitividad y resultados

Curioso, dinámico y siempre dispuesto a enfrentar nuevos retos, así es como se describe el Ingeniero Mario Melgar, que con tan sólo 30 años de edad ha logrado aprovechar cada oportunidad que se le ha presentado en su vida, puesto que considera que “Nunca hay que desperdiciar una oportunidad para deleitar”, enunciado que ha procurado aplicar en todos los aspectos de su vida: familiar, personal y profesional.

El Ing. Melgar es egresado de la carrera de Ingeniería Industrial de la Facultad de Ciencia, Tecnología e Industria (FACTI) de Universidad Galileo, en donde también obtuvo una Maestría en Administración de Calidad. Además, como parte de su preparación académica posee una certificación Six Sigma (Green Belt) y ha recibido cursos de especialización en servicios financieros, liderazgo, procesos y administración.

Actualmente, se desempeña como Gerente Senior en el Área de Operación al Cliente (Custumer Operations) en la empresa Capgemini en Guatemala. Una empresa con más de 120,000 empleados alrededor del mundo, que empezó su presencia en el país hace tres años, con dos personas y hoy tienen a más de 800 empleados. Capgemini extiende sus servicios hacia Norteamérica, Europa del Norte, Asia Pacífico, el Centro y Sur de Europa. La misma provee servicios de consultoría que contribuyen a la transformación del negocio y el desempeño económico de las organizaciones.

El área en donde trabaja es Business Process Outsourcing, lo que le permite a él, como menciona, generar empleo para el país. “El outsourcing ayuda a Guatemala para la generación de empleo… Hemos podido dar a conocer que aquí en Guatemala está la capacidad tanto académica, como la experiencia laboral para poder desempeñar esos procesos. Cada vez más clientes se están dando cuenta y ya están viendo a Guatemala como un foco de la región para externalizar sus procesos.”

Para el Ingeniero Melgar, el Outsourcing en Guatemala tiene mucho potencial. “Por el momento es mayormente hacia otros países. Creo que aquí en Guatemala todavía hay cierto temor para externalizar procesos a otra empresa, especialmente procesos como los que manejamos actualmente para nuestros clientes, como procesos financieros y contables. Ya se empieza a ver cómo cambia eso con algunas empresas muy importantes aquí en Guatemala. Pero creo que generalizando, todavía existe cierto temor, el mercado es un mercado muy amplio. Todavía creo que tenemos muchísimo potencial, por muchos años para poder seguir creciendo en este negocio y para poder seguir ofreciendo esos servicios a clientes que poco a poco se van a ir dando cuenta del valor que tiene dejarle a los especialistas en ciertas áreas que se ocupen y les quite esa preocupación de encima.”

Universidad Galileo en la vida del Ing. Melgar

Según menciona el Ing. Melgar, Universidad Galileo ha contribuido a su desarrollo profesional y le ha preparado para la vida real: “Ha contribuido enormemente, no solamente el hecho de poder decir que cuento con una carrera profesional, graduado de Ingeniero y posteriormente de postgrado y maestría, sino por la perspectiva que me dieron los cursos de algunos profesores de aquí en la Universidad. La perspectiva que ha sido tan necesaria en los trabajos que he tenido… El poder ver un proceso, ver cómo se puede mejorar o crear un nuevo proceso en donde sea, tanto en área de manufactura como en área de servicios. Porque la perspectiva que me dieron acerca de como analizar los procesos y las herramientas para analizar los datos que se generan… eso también creo que ha influido muchísimo en mi labor profesional.”

Una de las razones por las que eligió Universidad Galileo fue la manera en la que la Universidad se especializa en Ingenierías y el pensum de estudios con el que se sintió identificado. Con un padre dedicado a la agroindustria en Guatemala, tuvo contacto con empresas y fábricas, lo que hizo que faltara muy poco para tomar la decisión por una Ingeniería. “Toda mi vida he escuchado de procesos industriales por mi padre y creo que ese fue uno de los factores determinantes. También siempre me gustó la matemática. La física era mi clase preferida en el colegio, entonces sabía que era la ingeniería y faltó muy poco en realidad para tomar la decisión de Ingeniería Industrial.”

Padre de familia y casado desde antes de graduarse como ingeniero, menciona como parte de sus recuerdos más felices el haberse podido graduar de la Maestría con los dos brazos ocupados, cada uno por sus hijos. Para él, la experiencia retadora de ser padre le ha ayudado a comprometerse más con su futuro, ya que de su desempeño dependían otros.

Al Ingeniero Melgar se le distingue, según él menciona, la actitud con la que enfrenta las situaciones. Ha visitado varios países del mundo y de cada uno de ellos admira algo en particular. “Creo que de las cosas que más me han impactado es la productividad que uno ve en India, la disciplina y organización que vi en Polonia, la estructura que pude ver en Suiza y el ritmo de trabajo de Estados Unidos.”

A la fecha, gracias a su esfuerzo y dedicación en la empresa en la que labora, ha conseguido incrementar ingresos  y reducir costos hasta conseguir ahorros significativos en costos directos, además de dirigir proyectos de estandarización y documentación de procesos de servicio al cliente y exceder las metas de ventas con la implementación de estrategias. El Ing. Melgar considera que hasta ahora su mayor éxito profesional ha sido el poder contribuir con el crecimiento que ha tenido Capgemini en Guatemala.

Entre las personas que más admira se encuentra su padre, un Doctor reconocido en Guatemala por sus aportes científicos a la Agroindustria. “A mi padre, lo admiro muchísimo, es un científico muy reconocido a nivel mundial en la agroindustria, es doctor en estadística y tanto en lo académico como en lo profesional, y en lo personal por supuesto, lo he admirado y sigue siendo mi héroe”

Ser Ingeniero: medición, trabajo en equipo y resultados

El resultado que ha alcanzado a nivel profesional lo atribuye a los buenos equipos de trabajo que ha formado. “Los resultados que hemos obtenido ha sido porque gracias a Dios he tenido muy buenos equipos. Nuestro trabajo es de ejecutar varios proyectos, una gran cantidad de procesos para nuestros clientes que la mayoría, todos no están aquí en Guatemala. Y por lo mismo al ser procesos tan delicados, como puede llegar a ser procesos contables o financieros, necesita tener un excelente equipo que esté muy enfocado al detalle y que tenga esa misma pasión y ambición por hacer bien las cosas desde la primera vez.”

Como todo buen Ingeniero, Mario Melgar le da mucha importancia a la medición. Al preguntársele sobre el por qué es importante la medición, respondió una frase que le impactó de un Máster Black Belt de nacionalidad mexicana: “¿Por qué no te estás dando crédito de lo que estás haciendo?”, dando a entender otro enfoque de la medición. Mientras muchos piensan que es una pérdida de tiempo o un proceso fiscalizador, el enfoque de éste Máster Black Belt es mucho más positivo y vendedor, menciona.

Para él, ser un Ingeniero Industrial es ser “alguien que debe ser capaz de crear o de analizar un proceso ya existente, de encontrarle una secuencia lógica a ese proceso, de poder utilizar al máximo todos los recursos para ejecutar el proceso y desempeñar ese proceso bien desde la primera vez. Después o durante el proceso también llevar las mediciones correspondientes para poder tener datos que respalden la situación actual, la historia y poderse poner metas más reales al momento de la asignación.”

Ser Ingeniero Industrial es cualquier cosa menos tener una vida monótona y aburrida, menciona el Ingeniero Melgar. “Es una vida bastante dinámica, justamente por el enfoque de la carrera da y por las oportunidades laborales que la carrera permite a uno optar. Nunca (son) trabajos aburridos, el trabajo de un Ingeniero Industrial (es) un trabajo muy activo, muy dinámico en donde va a interactuar con muchas personas. Tiene que conocer de muchos procesos, tenemos la ventaja como Ingenieros Industriales de también estar capacitados en diferentes áreas y poder optar a diferentes especialidades…”

El Ing. Melgar describe su experiencia profesional como satisfactoria, en donde ha tenido oportunidad de trabajar con personas de diferentes partes del mundo. “La experiencia ha sido muy satisfactoria, sumamente satisfactoria, podría resumirlo en eso. He tenido la oportunidad de conocer personas de todo el mundo, de trabajar con ellos, de hecho en una reunión que estuve hace poco, no nos habíamos dado cuenta de quienes estaban en la mesa, porque (en) esta reunión fue en Estados Unidos, pero cuando nos dimos cuenta, estaba una persona de India, una de Polonia, una persona de Australia, uno de Inglaterra, uno de Escocia, uno de México y yo. Y tenemos muy buena relación porque cada quien, creo yo, es especialista en algo. La reunión que tuvimos era para participar en el diseño de una nueva solución. Entonces teniendo muy buena relación con todos ya nos habíamos visto muchísimas veces antes pero hasta ese momento que estuvimos allí, nos dimos cuenta de las diferentes nacionalidades que había en la mesa.”

Competitividad a nivel mundial

Trabajar en una empresa con más de 120,000 empleados de todas partes del mundo implica un reto competitivo, según menciona el Ingeniero Melgar. “…es muy competitivo, un ambiente muy competitivo. Siempre hay que estar preparado para brindar los resultados. Una empresa de esta magnitud (lo) exige y el ambiente es muy agradable, en el sentido de la competencia también porque es una competencia muy sana. Una competencia donde no lo preparan a uno o no lo exponen a uno en situaciones donde tiende o puede tender a fallar. Es una empresa que lo toman a uno en cuenta por lo que sabe y lo que puede aportar…”

Sobre su certificación Green Belt en Six Sigma comenta: “Six Sigma en realidad es una metodología que por medio de herramientas estadísticas permite analizar los procesos como están y proponer soluciones alternativas para el problema que se identifique…Un proyecto Six Sigma debe tener un nivel de complejidad muy alto, debe poder ser capaz de poder generarle ahorro o generarle mayores utilidades a una empresa, mayor productividad, a ciertos procesos y principalmente es cuando el problema se desconoce.” Según menciona el tiempo aproximado que le llevó la certificación fueron ocho meses. Una parte de la misma implicó cursos presenciales y luego la presentación de un proyecto en el que un especialista Six Sigma Máster Black Belt da su opinión sobre el proyecto y decide si vale la peno o no invertir en él, luego se ejecutan cada uno de los pasos que requiere la metodología para completar el proyecto.

Entre sus planes a futuro tiene crecer y seguir contribuyendo al negocio aquí en Guatemala y seguir participando en iniciativas de venta y de diseño de soluciones a nivel local e internacional, para atraer más empleo a Guatemala.

Finalmente, el Ingeniero Melgar dejó un mensaje para los estudiantes: “Les motivo, número uno a que escojan con cuidado lo que van a estudiar, que escojan algo que les guste, que les llame mucho la atención, que no pierdan la curiosidad, que sigan alimentando su conocimiento. Que no se queden únicamente en lo que dicen los textos, que siempre pregunten muchísimo a los profesores, es algo que creo que por timidez en algún momento nos detiene de preguntar. Pero les motivo a que en sus clases pregunten al máximo. Los profesores están en completa disposición de solucionar esas dudas. Pregunten de aplicaciones, sigan estudiando, no vean el estudio como algo obligatorio, (véanlo) como algo interesante que les va a representar mucho valor personal, laboral y claro económico en un futuro.”

Por: Licda. Angelica Estrada, Área de Gestión de Información (AGI), GES.

Enlaces de Interés:

Facultad de Ciencia, Tecnología e Industria (FACTI)
Ingeniería Industrial

| 31 enero, 2012 |