Concurso Científico Galileo

Concurso Científico Galileo

Concurso Científico Galileo, 2014

Inició en 1998 y de forma continua a partir del año 2004 se ha venido realizando el Concurso Científico Galileo,  el cual convoca a estudiantes de primer año a que presenten sus proyectos científicos.

El concurso busca incentivar en los estudiantes la práctica investigativa a través del desarrollo y presentación de proyectos desde el inicio de sus carreras universitarias. Asimismo, tiene como propósito que los estudiantes tengan una concepción científica de qué es la ciencia, qué es la tecnología integrando la base del experimento con la física, la matemática y la informática. En base a esos requisitos se seleccionan tres lugares. “El concurso se basa en una conjugación de factores experimentales que de forma obligatoria (deben) contemplar las ciencias naturales, la modelación matemática y el uso de la informática. El concurso pretende desarrollar en los alumnos de primer ingreso aquellas habilidades científicas que harán de ellos mejores profesionales del Siglo XXI,” mencionó el Dr. Antonio León, Director del Departamento de Ciencias Físicas de Universidad Galileo, durante la premiación del Concurso 2011.

Por su parte, el Ing. Jack Trachktenberg, Director de la carrera de Ingeniería de Sistemas, Informática y Ciencias de la Computación, expresó: “Darles la posibilidad a ustedes de que se sientan con la seguridad de tomar decisiones dentro de un proceso de innovación, que pueda cumplir con los objetivos teóricos de laboratorio, del proyecto que les dejaron, ese es un proceso de formación académica que los va a poder catapultar en el futuro.”

Una tradición en Universidad Galileo

De acuerdo al Dr. Cyrano Ruiz, Vicerrector de Universidad Galileo, ésta actividad es una tradición en la Universidad, “Cuando una buena idea se aplica varias veces se vuelve un método. Y hay veces que la repetición cambia la naturaleza de las cosas o al menos la vivifica. Lo mismo sucede con las buenas iniciativas, a la larga se pueden convertir en una tradición y es lo que está pasando con un evento como éste. Le preguntaba al Dr. Antonio León cuál era el número de veces que se había tenido esto y me contaba que son siete veces seguidas y otras dos anteriores, por lo cual ya la podemos calificar como una tradición.”

El Concurso Científico encaja con la tradición de Universidad Galileo, una tradición de irreverencia bien entendida. No como una falta de educación, sino un espíritu de cuestionamiento sano que permite la innovación, así lo expresa el Dr. Ruiz, quién además comenta “…pero una tradición que encaja en una tradición más grande  que es la tradición Galileo… el objetivo es especialmente en el alumno de primer año, despertar y mantener esa irreverencia al sistema. Irreverencia, significa falta de respeto, pero en el buen sentido de la palabra. No hablo de una malcriadeza o de una ofensa… toda creación, innovación comienza con ese cuestionamiento sano. Si uno tiene en la mente excesivo respeto hacia un sistema, hacia una teoría, hacia incluso un cuerpo docente, esa innovación decae. Y es curioso pero el alumno de primer año la tiene. Y si uno se va mas para atrás uno ve que todos nacemos con ese espíritu de irreverencia, uno mira a un niño preguntando, cuestionando y no le importa el currículo de alguien, sino simplemente hace una pregunta agresiva, ¿Por qué? ¿Cómo?… No quiero terminar sin felicitar en nombre de todos, estoy seguro que es un sentimiento común esta iniciativa que ya la calificamos de tradición y que viene a impulsar una visión como la que tiene Galileo y las personas que han estado aquí tantos  años que la han impulsado.”

Un concurso que requiere fuerte trabajo y dedicación

Según el Dr. León, el Concurso Científico Galileo implica un trabajo muy fuerte de orientación, de preparación y aclaración que se distribuyen entre el primer semestre con conocimiento tácito y desarrollo de algunas habilidades sociales, cognitivas, matemáticas, experimentales y la segunda parte, en el segundo semestre es donde hay una mayor independencia, responsabilidad y presión.

El Concurso requiere de un número de personas considerables involucradas. Los estudiantes realizan sus trabajos requiriendo la orientación de profesionales, auxiliares y especialistas de toda la Universidad, ya que los conocimientos necesarios para la implementación de su experimento corresponden a teoría que muchas veces no ha visto. Según el Dr. León la experimentación es parte esencial de la enseñanza de las ciencias. “Porque en muchas ocasiones el estudiante no ha recibido aún esa preparación, de modo tal que es autoaprendizaje, automotivación, tengo que aprender esto porque si no, no puedo explicar el experimento. Es muy interesante, es algo que desde el punto de vista didáctico, del mundo de la enseñanza es una delicia…Yo puedo mostrarle 15 videos, filiminas y puedo llenar una pizarra de ecuaciones, pero las vivencias… esa parte emotiva es consustancial con la verdadera enseñanza, el contacto con la naturaleza… hasta que eso no se entienda no estaremos enseñando ciencias”

También, el Dr. León comenta que éste tipo de actividades van desarrollando la creatividad y permitiendo a los estudiantes encontrar nuevas soluciones. “En América Latina la enseñanza de las ciencia desafortunadamente no ha cambiado mucho en los últimos siglos, es repetitiva, donde el estudiante recibe ciertos comandos y sabe que con dar esos comandos ya lo tiene  aprobado, incluso tienen una nota excelente. Sin embargo, todos sabemos que ese camino seguro es una de las más grandes falacias que el ser humano se ha inventado, porque la vida es tan compleja, tan variable, tan dinámica que las soluciones del ayer no necesariamente tienen que ser las soluciones de hoy. Hay que romper paradigmas de comportamiento humano, de comportamiento social, de creencias, porqué a veces pensamos que las ciencias es un conjunto de leyes exactas abstractas, únicas inviolables y las ciencia es un ser vivo en entera evolución.”

Acerca del Jurado Calificador

El Concurso Científico Galileo convoca a expertos de diferentes facultades y universidades como jurado calificador. Ellos realizan preguntas sobre los experimentos y son quienes deciden cuáles son los mejores tres primeros lugares del Concurso. “… ninguno de los docentes del departamento de física ni del departamento de matemática a excepción del Licenciado Manuel Monroy, Director de la Licenciatura en Administración de Sistemas Informáticos, participan en el jurado. Ninguno, sencillamente nosotros no queremos autoevaluarnos. Nosotros queremos que otros señalen los éxitos y fracasos y esos éxitos y fracasos cuentan con la participación del personal científico y académico del más alto rango en la enseñanza de las Ingenierías de: Universidad del Valle (UVG), Universidad San Carlos de Guatemala (USAC) y Universidad Rafael Landívar (URL), que sistemáticamente a lo largo de todos estos años han estado con nosotros,  involucrados en este proyecto. Creo que ese es un logro enorme”, comparte el Dr. León.

Entre los expertos invitados para ser jurado se encuentra la Licenciada Ana Beatriz Cosenza Muralles, Directora del Departamento de Ciencias Aplicadas de la URL quien opinó sobre los proyectos: “Los proyectos estuvieron muy bonitos e interesantes. Entiendo que la idea es que ellos investiguen por su cuenta y busquen evidencia experimental que puedan mostrar para explicar algún fenómeno en particular y su aplicación. Para ser estudiantes de primer año que no han estudiado física con un nivel más allá del pre-cálculo me parece que están bastante bien.” Además, comenta que éste tipo de actividades contribuyen al desarrollo del pensamiento científico. “Son importantes porque desarrollan el pensamiento científico en los estudiantes, desarrollan su creatividad e independientemente de la carrera que estudien, el pensamiento científico siempre ayuda a estructurar bien las ideas, a buscar soluciones, explicar problemas, etcétera. Entonces, eso es una muy buena preparación, en cualquier área y sobre todo en ingeniería.”

De igual manera, el Ing. Hugo Rivera, Secretario Académico de la Facultad de Ingeniería de la USAC comentó: “Es la primera vez que vengo, ya había escuchado de ellos me parecía muy interesante que dentro de nuestra misma universidad estuvimos hablando,  que (El Concurso Científico Galileo) es una manera muy innovadora de poder presentar la iniciativa de los jóvenes más que todo los de primer año… Si lo queremos visualizar por un ejemplo que es como lo vemos nosotros, medirnos respecto a Japón, en 20 años salió del subdesarrollo y fue una forma de esta como pudo salir avante, poniendo la creatividad, no cegando a los alumnos a un aula a ver una pizarra, una computadora, sino que también a desarrollarse a ver varias formas. Como ellos pueden aplicar e innovar que es lo que más importa ahorita innovar cosas  que nos puedan sacar a nosotros del subdesarrollo que vivimos. Felicitar a toda la Universidad, a cada una de las personas que estuvieron involucradas en esto y especialmente a los alumnos de primer año… esto es una forma de motivar a los que siguen a que terminen esta carrera, diversidad de carreras que es prácticamente hoy por hoy lo que necesitamos en Guatemala.”

Ganadores del Concurso 2011

Los ganadores del primer lugar del Concurso 2011 fueron: Douglas González, Ingeniería en Mecatrónica,  José Castañón y José Andrés Wolf de Ingeniería en Sistemas, quienes comentan que consideran importantes este tipo de actividades ya que desarrollan las posibilidades de aprender más. Como consejo el estudiante Douglas González les deja un mensaje a los futuros participantes: “…pongan mucho interés a la física desde el primer semestre, a todas sus clases que le pueden ayudar a ser ese tipo de proyectos. Como es en grupo cada quien tiene su fuerte.”

Por su parte, los estudiantes que obtuvieron el segundo lugar: Gerardo Pérez Anzueto, Juan Pablo Santiago y Edwin Morales de Ingeniería Industrial comentan: “Es bien bonito participar y bien emocionante, la verdad son cosas que se vienen dando y que con esfuerzo. Hay que echarle ganas para estar adentro de las actividades de la Universidad.”

Jessica Lara, Alejandro Roldán y Kevin Morales, ganadores del Tercer lugar y estudiantes de Ingeniería Industrial hablan sobre su experiencia. “Durante toda la trayectoria tuvimos varios tropiezos y al llegar al final nos sentimos tan orgullosos de nosotros mismos.” Comentan que durante la realización del proyecto hubo un momento donde estuvieron a punto de dejarlo todo y ni siquiera participar, pero supieron pasar esa dificultad y consiguieron el Tercer Lugar.

Universidad Galileo felicita a todas las Autoridades, Catedráticos y Estudiantes involucrados en ésta actividad, que han hecho de la misma una tradición enriquecedora y sobresaliente. Asimismo, agradece a los miembros del Jurado Calificador que han participado y aportado su experiencia en las diferentes ediciones del concurso.

Por: Licda. Angelica Estrada, Área de Gestión de Información (AGI)/ GES.

Enlaces de interés:

| 13 febrero, 2012 |