Profesionalización en Partería: Aprendiendo a salvar vidas

Profesionalización en Partería: Aprendiendo a salvar vidas

Profesionalización en Partería: Aprendiendo a salvar vidas

Parteria Profesional capacitada a estudiantes para intervenir a mujeres en etapa de gestación. 

Tres años son los que perdura la carrera del Técnico Universitario en Partería Profesional con Enfoque Intercultural para acreditar a una estudiante como partera profesional, la cual estará capacitada para intervenir a mujeres en etapa prenatal, durante el parto y post natal.

Guatemala es un país lleno de contrastes y matices que no siempre inciden en una cultura de equidad; sobre todo en aquellos aspectos que vinculan a la mujer en el acceso a servicios de salud. El país cuenta con una ceñida  desigualdad la cual influye  de forma significativa en posibilidades de muertes maternas, sobre todo en las áreas rurales.

En un estudio realizado por la Defensoría de la mujer, de la Procuraduría de los Derechos Humanos (PDH), titulado: “La situación de la Mortalidad materna en Guatemala” explica que: “En la mortalidad maternal considerada multicausal, influyen aspectos como el bajo nivel de educación, pobreza, ruralidad, falta de acceso a servicios de salud y medios de transporte y ausencia de pertinencia cultural”.  Según datos del Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social, en nueve años murieron 2,431 mujeres a causa de complicaciones relacionadas con el parto, de las cuales muchas son prevenibles.

Esto pone en evidencia un sistema de salud limitado, sobre todo cuando Guatemala es catalogado como el único país de América Latina que no cuenta con parteras profesionales que se dediquen en su totalidad a cuidar los embarazos, esto según el Fondo de Población de Naciones Unidas (UNFPA).

Derivado de esta necesidad urgente, Universidad Galileo en el 2013 otorgó la acreditación académica a nivel técnico a la Escuela de Parteras Profesionales con enfoque Intercultural, ubicado en San Juan del Obispo, Antigua Guatemala.

Al respecto Gabriela Meléndez, Directora de la Escuela de Parteras comentó: “Observamos la necesidad de formar parteras profesionales en el país, por eso nos acercamos a Universidad Galileo y ellos desde el inicio  se mostraron gustosos en respaldar la propuesta, empezamos a trabajar e iniciamos con la primera promoción de 20 estudiantes”.

Y es que la labor de una partera a la de una comadrona se diferencia siendo la primera una persona que ha pasado por un proceso de formación universitaria, haber cursado el bachillerato, tener un rango de edad y la aprobación y respaldo de líderes comunitarios, así lo explicó Meléndez: “La idea es proporcionar las capacidades para atender emergencias y otros problemas de salud de las mujeres, no solo en el periodo de embarazo y parto, sino también en ginecología rutinaria, el objetivo es formarlas de forma integral para que posteriormente ofrezcan una atención completa. No queremos dejar a un lado a las comadronas por eso las estudiantes acuden a ellas para realizar sus prácticas para aprender toda la práctica ancestral y pertenencia cultural”.

El Técnico en Partería Profesional con enfoque intercultural dura 3 años y el currículo fusiona los estándares Internacionales de la partería profesional de la ICM (International Confederación Of Midwives). Cada semestre de estudios, incluye dos meses de trabajo de campo en las comunidades de las estudiantes, con el fin de mantener la vinculación con su territorio, establecer alianzas con comadronas tradicionales, líderes comunitarios, organizaciones de la sociedad civil y prestadores de servicios públicos así lo afirmó la Directora de la Escuela de Parteras.

La Escuela de Parteras funciona con una modalidad que permite a las jóvenes estudiantes provenientes de comunidades lejanas hospedarse en las instalaciones, esto por costos de movilidad, además de ofrecerles becas para que puedan continuar y concluir sus estudios.

Zaida Vásquez de 23 años, estudiante del Técnico en Partería Profesional, es proveniente de Huehuetenango, su abuela y madre son comadronas y recordó que cuando tenía 15 años acompañaba a su mamá a los partos, de ahí nace su interés por esta ocupación. A la vez comentó acerca de su experiencia como estudiante:

“Durante el año y medio que llevamos estudiando, ha sido una buena experiencia, principalmente porque tenemos un propósito grande cubrir muchas necesidades relacionadas a la atención de las mujeres de cada región de donde somos provenientes”.

Es así como a base de trabajo y esfuerzo se avanza para lograr un nivel de competencia apto para ofrecer servicios de salud que favorezcan la disminución de la tasa de mortalidad materna.

Por: Lic. Cesar Martínez Área de e-Marketing y Comunicación web

Enlaces de interés:

Técnico Universitario en Partería Profesional

Agradecen por la Apertura del Técnico en Partería

Escuela de Parteras

Facebook Escuela de Partera

| 13 noviembre, 2014 |