Estrés y ansiedad: Los males de la vida moderna

Estrés y ansiedad: Los males de la vida moderna

salud holística

Universidad Galileo presentó el webinar “Estrés y ansiedad: Los males de la vida moderna”, que explicó de qué tratan estos sentimientos de tensión física o emocional, y cómo podemos manejarlos con enfoque holístico en salud.

El estrés, así como la ansiedad, son conocidos en la actualidad como  “los males de la vida moderna”, ya que afectan a una gran cantidad de personas en el mundo. Debemos aprender a manejar situaciones que cada vez son más comunes y frecuentes en nuestra vida cotidiana.

También te interesará: ¿Qué es la salud holística y por qué estudiarla?

Según el Singapore Medical Journal, la relación entre el estrés y la enfermedad ha quedado bien establecida, pero no siempre es reconocida. 

Esto significa que las personas llevan un dolor físico o emocional al médico, y no siempre se establece la conexión entre el estrés y lo que realmente sucede.

Otro artículo que puedes leer: La importancia del enfoque holístico de la salud

También existen encuestas que muestran que varios trabajadores frecuentemente se sienten físicamente agotados después de un día de trabajo o que se sienten frustrados, estresados y ansiosos a diario.

El programa académico Técnico en Enfoque Holístico de la Salud y el Bienestar, de la Facultad de Biología, Química y Farmacia, presentó el webinar gratuito “Estrés y ansiedad: Los males de la vida moderna”.

El webinar tuvo como experta invitada a la Licda. Mariela Quintero, Coordinadora del Técnico en Enfoque Holístico de la Salud y el Bienestar y apasionada de la medicina alternativa.

¿Qué es el estrés?

El estrés es una respuesta fisiológica que se desencadena cuando el cerebro interpreta o percibe “algo” como peligroso o amenazante. Esta respuesta incluye:

  • Producción de adrenalina y cortisol
  • Aumento de la frecuencia cardiaca
  • Aumento del ritmo de la respiración
  • Aumento de la sudoración
  • Estado de alerta (pelear o huir)
  • Estado de consciencia alterado

El estrés no es lo que nos sucede, más bien es nuestra percepción y respuesta a lo que nos sucede. Esta respuesta, en muchos casos, es algo que podemos elegir. En esta percepción influyen al menos tres cosas:

  • Experiencias previas
  • La influencia interna (prejuicios, temores, sistemas de creencias)
  • La influencia externa (noticias, libros, televisión)

Diferencia entre estrés y ansiedad

La depresión es el exceso de pasado, mientras que el estrés es el exceso de presente y ansiedad el exceso de futuro.

El estrés es cuando la causa está presente y existe un factor estresante. La ansiedad es el estrés que continúa después de que el factor estresante ha desaparecido.

Algunas diferencias entre el estrés y la ansiedad:

  • El estrés es de corto plazo – la ansiedad puede 
  • El estrés es la respuesta a una amenaza reconocida – la ansiedad es posible que no tenga un desencadenante identificable

Cuando hay estrés crónico o ansiedad, nuestro cuerpo se mantiene alerta incluso cuando no hay peligro, lo que con el tiempo nos pone en riesgo de problemas de salud. Algunos de estos problemas son:

  • Aumento de presión arterial
  • Diabetes
  • Desórdenes alimenticios, obesidad
  • Irritabilidad y cambios en el estado de ánimo
  • Problemas en la piel como acné o eczema
  • Desórdenes del sueño
  • Disminución en la respuesta inmunitaria
  • Dolor de cabeza
  • Fatiga

Aunque parezcan ser muy cotidianas, estos problemas de salud son producto del estrés.

Maneja el estrés con enfoque holístico de salud

El enfoque holístico de la salud se refiere a buscar el equilibrio, porque el estrés constante de la vida moderna rompe el equilibrio. A esto se le llama “enfermedad”.

En términos cuánticos, todo aquello que promueve el orden (equilibrio) es beneficioso para oponerse a la entropía (que se refiere al grado de desorden molecular de un sistema).

Para prevenir y gestionar los efectos de manera holística debemos:

  • Identificar lo que nos sucede
  • Buscar ayuda
  • Atender la situación

Debemos saber entender nuestras reacciones físicas ante los estímulos del estrés. Algunos consejos que nos ayudarán a prevenirlo con enfoque holístico son:

  • Hacer ejercicio 3 veces por semana por 30 minutos.
  • Realizar descansos activos, que pueden ser levantarse del escritorio y exponerse al sol o al aire libre al menos 5 minutos cada 2 horas en el día.
  • Tomar suficiente agua durante el día
  • Comer despacio y evitar comer de más
  • Dejar de fumar
  • Aprender técnicas de relajación y respiración (meditación, yoga, Tai-chi, sauna o masaje relajante
  • Socializar con tu pareja, familia y amigos
  • Dieta de electrónicos y más tiempo para los pasatiempos
  • Llevar una dieta limpia con más vegetales y fibra, y menos gluten y alimentos procesados
  • Dormir entre 7 y 8 horas.

Texto: GES Comunicación

| 21 diciembre, 2021 |