Ciberabuelos – Nunca es tarde para aprender

Ciberabuelos – Nunca es tarde para aprender

Según la Organización Panamericana de Salud (OPS) a los sesenta y cinco años la persona ya es parte de la tercera edad. Sin embargo, en Guatemala participan dentro de este rubro personas de cincuenta años, dadas las circunstancias socioeconómicas en que se viva.

Para las personas que se encuentran en plena adultez y a quienes el Programa de Actualización para Adultos (APA) denomina de la “Tercera Edad” (debido a su gran experiencia de vida),  provee programas académicos que tienen como propósito realizar una labor social e intelectual, que provea las herramientas necesarias para que dichas personas se valgan por sí mismas, lo cual da como resultado una realización personal, que les creará una imagen propia que redundará en una mejor relación interpersonal y familiar. Este Programa es uno de los más humanitarios y satisfactorios de Universidad Galileo.

Revista D (una revista del periódico Prensa Libre) en su edición No. 383 publicó un reportaje acerca de diversas instituciones que en el país proveen la oportunidad al adulto mayor para actualizar sus conocimientos y aprovecharlos al máximo. En el reportaje se entrevistó a la licenciada Aracely Monzón, Directora de APA. A continuación se comparte el artículo:

Abuelos en la Red

Enseñar a los adultos mayores el uso de Microsoft Windows, a pagar su cuentas por internet y utilizar las redes sociales son algunos de los temas de los cursos que ofrecen ciertas academias del país. El objetivo es darles acceso a una información global.

Pero, además de tecnificarlos, al utilizar las redes sociales podrán contactarse en tiempo real con sus familiares y amigos, sin importar la distancia, y esto contribuirá a su socialización y en muchos casos a minimizar el sentimiento de soledad que pudieran estar experimentando.

Muchos psicólogos precisan que estas herramientas resultan muy beneficiosas, porque les ayudan a practicar la atención, concentración y memoria.

Respecto de la metodología utilizada, los directivos de las academias entrevistados para el reportaje Dfondo de esta edición, a cargo de Julieta Sandoval, aseguran que se imparten conocimientos básicos y fáciles de aprender, sin profundizar en aspectos técnicos que no vayan a ser usados.

“Se les indican los mecanismos y rutinas que se deben seguir para obtener un resultado eficiente, sin necesidad de tener grandes conocimientos del tema”, refiere la licenciada Aracely Monzón, del Programa de Actualización para Adultos, de Universidad Galileo.

Nunca es tarde

La tecnología no tiene por que ser ajena para las personas de la tercera edad.

“Alguien me dijo, ‘a estas alturas de la vida, quien no tenga un celular, una tarjeta de crédito y no sepa de internet está muerto’ ”, comenta Delia Arzú Peralta, de 78 años.

De esa cuenta “me compré un móvil, que me está acabando la paciencia y el pisto; una tarjeta de crédito, que me lleva a gastar más de lo que debería; y con el internet, aquí estoy batallando para aprender”. Delia es una de las muchas estudiantes de la tercera edad de los cursos de tecnología. “He tenido siempre muchas inquietudes, y todo lo que he visto lo he querido hacer”, afirma con su suave y cantarina voz que deja entrever su gran sabiduría popular.

Desde hace aproximadamente unos cinco años, el número de academias para capacitar a adultos mayores en tecnología ha ido en aumento, entre ellas el Programa de Actualización para Adultos, de Universidad Galileo.

Toma el llavero abuelita…

Lejos han quedado aquellos tiempos en los que los niños añoraban ver lo que sus abuelos guardaban en su ropero. Hoy la vida está en la red y son los pequeños los que impulsan a los grandes a enredarse en el mundo virtual, porque aunque cada persona tiene diferentes razones para aprender a utilizar la tecnología de la comunicación, la mayoría lo hace para interactuar con sus nietos o hijos.

“Los cambios tan rápidos en la tecnología afectan anímicamente al adulto mayor. Existe cierto nivel de frustración emocional cuando estas personas desean compartir con familiares que hacen uso de la tecnología y se ven limitados”, asegura el psicólogo Carlos Carrera.

Aunque la capacidad de retención en los de la tercera edad es menor, no hay imposibles. La clave es la paciencia, comenta Carrera.

A pesar de que no existen estudios que demuestren que este tipo de actividades ayudan a paliar enfermedades degenerativas, sí está comprobado que retrasan la aparición de los síntomas, afirma en un reportaje para el periódico El Mundo, Belén Revuelta, psicóloga del Centro de Familiares y Enfermos de Alzheimer de Soria, España.

¿Qué aprenden?

Al igual que a los adolescentes, a estos aprendices lo que más les gusta es navegar en internet, las redes sociales y manejar el correo electrónico. A los profesionales que aún no se han jubilados les interesa, además, manejar paquetes como Windows, Word, Power Point y Exel, entre otros.

Vencer el miedo

El psicólogo Carrera indica que la agilidad motriz en el adulto mayor es un problema para el uso de la tecnología, ya que las habilidades motoras han disminuido y los movimientos suelen ser más lentos, lo que puede aumentar si hay algún problema nervioso o de articulaciones que les cause temblor. “Para la tecnología táctil se puede complicar un poco más, ya que un mal movimiento puede cambiar el curso de lo que se deseaba hacer y se debe regresar”, dice.

En estos lugares, las clases “son impartidas por profesionales que demuestran su amor y paciencia, lo cual es importante para los estudiantes, ya que marca la diferencia”, explica Aracely Monzón, directora del Programa de Actualización para Adultos, de Universidad Galileo.

La tecnología camina muy rápido

Al hablar con las personas de la tercera edad que se capacitan, dicen hacerlo porque quieren estar actualizadas, pero el mundo de la tecnología camina tan rápido que de forma constante están saliendo nuevas cosas, lo novedoso del año recién pasado puede que ya sea obsoleto hoy. Lo que hace que a esta parte de la población se le complique el aprendizaje.

“La curva de aprendizaje de los adultos mayores es más lenta, por lo que al terminar un curso, quizá ya lo que aprendieron vuelve a ser anticuado o ya exista una actualización que hace que todo sea diferente y puede generar frustración”, agrega Carrera.

El psicólogo explica que habrá quienes se sientan extraños, rechacen y hasta se enojen con la tecnología, pero se debe a la misma desilusión que se puede generar al no estar involucrado en ella.

Sin embargo, mucha de la actitud que se tome hacia los cambios tiene que ver con algunos factores como el nivel educativo, la forma de crianza, el estilo de vida y la actitud que las personas de la tercera edad han asumido en esta época de su vida. “Aunque para algunos será frustrante, otros simplemente gozarán con ver a sus hijos y nietos sin que esto les impida compartir y disfrutar tiempo con ellos y otros más no se darán por vencidos y se inscribirán en algún curso”, destaca Carrera.

En Universidad Galileo se inició en el 2003 el Diplomado Motivacional para Adultos Mayores, y cursos libres de computación, en donde también se imparten las carreras de Técnico en Tecnología y Administración de la Pequeña Empresas y Licenciatura en Informática y Administración de Negocios.

A muchas de estas personas les gusta seguir aprendiendo más y más, lo cual ha llevado a Universidad Galileo a ofrecer licenciaturas y maestrías en las que los de la tercera edad son sus principales alumnos.

Las personas de la tercera edad consideran la tecnología como una aventura y un mundo que se debe descubrir, ya que nunca es tarde para aprender.

Población importante
  • Según el censo del 2002, Guatemala tiene una población de 11 millones, 237 mil, 196 habitantes. De estos, 713 mil, 780 son personas mayores de 60 años. El 49.6 por ciento son hombres y el 50.4 por ciento, mujeres.
  • La Ley de Protección para las Personas de la Tercera Edad, decreto legislativo 80-96, define en este grupo a toda persona de cualquier sexo, religión, raza o color, que tenga 60 años o más.
  • También dice que toda persona de la tercera edad tiene derecho a que se le dé participación en el proceso de desarrollo del país y a en Universidad Galileo los adultos mayores reciben gozar de sus beneficios.

Para más información acerca del Programa de Actualización para Adultos y los programas que se imparten dentro del mismo, se comparten los siguientes enlaces de interés:

Editado por: Licda. Valeska Rodríguez, Área de Gestión de Información (AGI), GES.
Artículo Original: Ciberabuelos / Nueva es tarde, escrito por: Julieta Sandoval, Revista D, No. 383, 20/11/2011, Páginas 18-21), Prensa Libre.

| 24 noviembre, 2011 |