Cambiar y adaptarse al cambio constante para alcanzar el éxito

Cambiar y adaptarse al cambio constante para alcanzar el éxito

Cuando se habla de éxito cabe la posibilidad de adjudicarlo a una serie de circunstancias óptimas en las que la persona se encontró que la llevaron a tal estado. Sin embargo, la historia del Ingeniero Miguel Hernández es una muestra más de que el éxito de la persona, si bien depende en parte de sus circunstancias, también depende mucho de la manera en la que aprovechan las oportunidades pocas o muchas que tienen para sobresalir.

Con tan sólo catorce años de edad inició su carrera laboral, fue así como consiguió cambiar y ascender de puesto hasta diez veces, desde Asistente hasta Gerente de diferentes Áreas, “Me dejó una experiencia enorme,” menciona.

Aún trabajando, el estudio siempre fue muy importante para el Ing. Hernández, fue eso lo que le llevó a inscribirse para estudiar de noche su secundaria. Terminó su pre vocacional y el vocacional y no se detuvo hasta llegar a la universidad. Una vez ingeniero y trabajando en la Empresa Eléctrica, una inquietud le hizo hablar con el Dr. Iván Echeverría, Decano de la Facultad de Ciencia, Tecnología e Industria (FACTI), de Universidad Galileo, “Siento pasos de gigantes y lo peor es que son jóvenes” decía. La necesidad de actualizarse era evidente y fue por ello que siguió el Postgrado de Ingeniería de Negocios y la Maestría de Reingeniería y Tecnologías del Aseguramiento en Universidad Galileo. Carreras que le permitieron cambiar su manera de pensar y vivir, abriéndole la mente hacia las nuevas tendencias y necesidades, “Recomiendo estas carreras porque nos abren el pensamiento y nos permiten entender el proceso del cambio constante”, expresa.

Unos cuantos meses después de empezar la maestría le nombraron Administrador del Equipo del Cambio en donde laboraba, una razón más para mantenerse actualizado y seguir estudiando.

El Ing. Hernández trabaja como Consultor y Asesor de Reingeniería, Sistema de Gestión de Calidad y Recursos Humanos. Durante su amplia experiencia laboral ha ocupado diversos puestos de trabajo como: Jefe del Departamento de Comunicación Corporativa, Coordinador del Equipo de Administración del Cambio, Jefe de Atención al Cliente y Gerente Comercial. Además, es miembro activo de la Asociación Bolivariana de Guatemala, el Colegio de Ingenieros y de la Cámara de Industria de Guatemala. Una de sus principales actividades a destacar es que ha sido Miembro activo del Club Rotario Oeste desde el 2002, en donde ha ocupado puestos desde Secretario a Presidente del mismo.

Desde su carrera de Ingeniería ha guardado una relación estrecha con empresas comerciales e industriales, en donde ha trabajado con diversos procesos, lo cual le ha permitido reconocer diferentes tipos de necesidades en las mismas y lo ha llevado a tener un comportamiento más humano con sus colaboradores. Asimismo, menciona que el énfasis en la reingeniería y tecnología del aseguramiento es vital “Las empresas deben aprender a manejar y comprender los distintos roles en los que se encuentran inmersos constantemente: cliente interno, cliente externo y proveedor. Igualmente, diseñar procesos claros y sencillos, designar presupuesto para la innovación y mantener una constante evaluación y supervisión”.

Para el Ingeniero Miguel la calidad es sinónimo de excelencia mientras profesional lo es de disciplina. El Ingeniero, procura poner en práctica todos los conocimientos que adquiere. Es atento y procura ocuparse y escuchar las necesidades tanto dentro del ambiente laboral como fuera de sus empleados. Según menciona esto es parte de una técnica que aplicada, les ayuda a los empleados a sentirse bien y como consecuencia más comprometidos con su trabajo. “Definitivamente la calidad de nuestros productos empiezan desde la calidad del trabajador, de la dirección, de los procesos, del concepto de un servicio eficiente y efectivo. En la medida que la calidad sea tomada como factor principal de nuestros productos el producto se venderá solito”, menciona.

Universidad Galileo, para el Ing. Hernández es transformadora de juventudes. Como catedrático, menciona que su mayor logro en la vida es el haber facilitado el conocimiento a 2,457 alumnos a la fecha (en Universidad Galileo). “Me encanta y es mi mayor logro a la fecha”, expresa. Antes de comenzar el curso les pide a sus estudiantes, un cuestionario sobre la materia y sobre sus gustos o pasatiempos favoritos. Ésta práctica le ayuda, según menciona, a formar buenos equipos de trabajo, a conocer a sus estudiantes.

Finalmente, el Ing. Hernández comparte que durante su infancia no olvida lo que una persona le dijo: “Este niño va a llegar a ser alguien” y ya de mayor “tu podrías ser un buen ingeniero”, lo que le ha permitido convertirse hoy en un profesional exitoso, catedrático de gran trayectoria que ha dejado tanto es sus estudiantes como en los empleados que tiene a cargo un ejemplo de vida y de lucha que vale la pena reconocer.

Por: Licda. Angelica Estrada, Área de Gestión de Información (AGI)/ GES.

Enlaces de interés:

| 28 julio, 2011 |