De la realidad al mundo de las ciencias

De la realidad al mundo de las ciencias

El objetivo fundamental en FACOM es la promoción y la superación del estudiante mediante el conocimiento metodológico de las ciencias, las teorías y las artes. Esta tarea organizada y planificada en función de tiempo y espacio se percibe claramente al observar el nuevo pensum de estudios que reúne y relaciona en 4 años, las competencias necesarias para que a los dos años, con grado de técnico, el estudiante pueda optar a un trabajo digno y responsable. Esta interrelación vertical y horizontal de disciplinas conforma al nuevo profesional de la comunicación y el diseño, como una persona con múltiples habilidades.

A diferencia de lo que ocurría hace 10 años, en la sociedad educativa actual resulta muy fácil acceder a la información para realizar investigaciones, búsquedas de conocimiento o revisar experiencias relacionadas a su profesionalización. No obstante, esta nueva sociedad del conocimiento está sometida a cambios bruscos que significan nuevas problemáticas que exigen más iniciativa, más creatividad, más trabajo en equipo y nuevas formas de presentar los resultados.

De igual manera, pero con más responsabilidad, están los cambios que genera la ética al ser educador o tutor, ya que en la actualidad esto tiene que ser sinónimo de innovación, rectificación, cambio y transformación constante. De allí la necesidad de que el tutor efectivo realice sus planificaciones de forma estratégica.

Existen diferentes definiciones para la planificación, pero en pocas palabras planificar en ámbitos educativos es investigar, registrar y compartir datos y conocimientos en un determinado período de tiempo, con el objetivo de dar respuestas a los requerimientos del estudiante y a la filosofía educativa de la organización.

Este tipo de planificación a corto, mediano y largo plazo, permite al docente iniciar su trabajo con un diagnóstico que evalúa la capacidad y el grado de conocimiento que los estudiantes tienen acerca del curso. Permite crear situaciones existentes, en donde los saberes pueden ser percibidos concretamente y convertirlos en partes vivenciales. Es decir, un tiempo específico en donde ellos puedan inter actuar y construir la solución a la problemática existente y puedan modificar las situaciones vivenciales a partir del conocimiento.

En la planificación estratégica educativa, las actividades planificadas por el tutor deben estar orientadas a la búsqueda de la reflexión participativa y el logro de soluciones efectivas.

El tutor debe de investigar y dominar los contenidos. Con los resultados obtenidos, planifica y programa en función del tiempo qué y cómo hará la entrega del conocimiento. Sigue el programa / cronograma en donde se incluyen el objetivo general, los objetivos específicos, todas y cada una de las unidades que componen el programa de estudio y las fechas y actividades relacionadas con las investigaciones. También define la metodología a seguir, determina la cantidad de puntos por actividad y al final presenta una serie de preguntas que permiten hacer un diagnóstico académico de cada estudiante.

El tutor sistematiza los aprendizajes y favorece y evalúa los progresos. Su trabajo principal es planificar y ordenar el contexto en el que se desarrolla académicamente el estudiante y facilita su interacción con los materiales y el trabajo colaborativo. Fomenta la búsqueda de la novedad, la curiosidad intelectual, promueve la originalidad y genera el pensamiento convergente.

Puntualmente, los expertos como Juan Silva de la Universidad de Chile afirman que la planificación de un tutor incluye tres etapas:

Planificación, intervención en el desarrollo y el cierre. En la primera etapa el moderador prepara la discusión y los elementos que pueden ayudar a moderarla, así como las indicaciones para organizar y facilitar la intervención de los participantes. En la segunda etapa, se articula la discusión y se produce el intercambio y construcción de conocimiento. Es importante recordar que el rol del tutor / moderador es facilitar esta construcción, de manera que la discusión tome el rumbo a través de la retroalimentación. La tercera etapa cierra la discusión, resumiendo los principales aportes de los estudiantes.

Paráfrasis: Lic. Rualdo Anzueto, Vicedecano Facultad de Ciencias de la Comunicación (FACOM)

| 19 julio, 2012 |