MENTES BRILLANTES

johannes-kepler

(Würtemburg actual Alemania 1571-Ratisbona, 1630) Astrónomo, matemático y físico alemán, Johannes Kepler superó secuelas de una infancia sórdida. Estudio en los seminarios de Adelberg y Maulbronn e ingresó en la Universidad de Tubinga (1588), cursó estudios de teología y fue discípulo de Michael Mästlin.

En 1594, fue profesor de matemáticas en el seminario de Graz. En 1600 fue a Praga con Tycho Branhe. En 1601, Kepler lo sustituyó como matemático imperial de Rodolfo II, para acabar las tablas astronómicas iniciadas por Brahe y ser consejero astrológico. En 1611 fallecieron su esposa y uno de sus hijos. Luego fue nombrado profesor de matemáticas en Lins.

El clima inestable originado por la guerra de los Treinta Años lo llevaron a Ulm, donde supervisó la impresión de las Tablas rudolfinas, iniciadas por Brache y completadas en 1624 por él. Un mes antes de morir, víctima de la fiebre, Kepler abandonó Silesia en busca de un nuevo empleo.

La primera etapa en la obra de Kepler, trato sobre problemas relacionados con las órbitas planetarias, y las velocidades variables con que los planetas las recorren, Kepler creyó encontrar una respuesta geométrica relacionando los intervalos entre las órbitas de los seis planetas entonces conocidos como los cinco sólidos regulares. Expuso su obra, Mysterium cosmographicum 1596.

En Praga, Kepler, descubre los problemas físicos de la visión y sus aspectos fisiológicos, y analiza el aspecto geométrico de los sistemas ópticos. Su trabajo más importante fue la revisión de los esquemas cosmológicos conocidos a partir de la gran cantidad de observaciones acumuladas por Brahe, publicado en 1609, de la Astronomía nova contenía las leyes llamadas de Kepler, relativas a la elipticidad de las órbitas y a la igualdad de las áreas barridas, en tiempos iguales, por los radios vectores que unen los planetas con el Sol.

Durante su estancia en Linz, enunció la tercera de sus leyes, que relaciona numéricamente los períodos de revolución de los planetas con sus distancias medias al Sol; publicada en 1619 en Harmonices mundi como una más de las armonías de la naturaleza, cuyo secreto creyó haber conseguido develar merced a una peculiar síntesis entre la astronomía, la música y la geometría.