REPORTAJE: JUVENTUD LLENA DE OPTIMISMO DISPUESTA A VENCER SUS LÍMITES


25 de julio de 2017

Te invitamos a conocer este reportaje que muestra una promoción de estudiantes diferentes, no por sus diferencias físicas, sino por la perseverancia y valentía de enfrentarse a la vida y continuar sus estudios universitarios pese a los desafíos a los que se han enfrentado.

Los estudiantes del Diplomado de Operadores de Sistemas de Informática,  son un ejemplo de una juventud constante, dispuesta a desafiar sus propias limitaciones y convertirlas en oportunidades, este es uno de los casos donde Universidad Galileo ha propiciado un modelo educativo inclusivo, que apoya a quienes más lo necesitan, sin importar sus condiciones físicas o económicas.

Imagen: Reportaje: Juventud llena de optimismo dispuesta a vencer sus límites

A este programa académico, asisten estudiantes con cuadros de paraplejía, problemas auditivos, discapacidad intelectual, síndrome de Down, entre otros, lo que en algunos casos, crea un aprendizaje lento, pese a ello existe una metodología educativa que permite, una enseñanza personalizada, que conlleva paciencia y tolerancia de acuerdo a las necesidades de cada alumno, a lo que se suma las herramientas educativas con las que se forman profesionalmente, además del apoyo de una traductora que permite la comunicación con los estudiantes con problemas auditivos.

Imagen: Reportaje: Juventud llena de optimismo dispuesta a vencer sus límites

El Lic. Pedro Ajcet, profesor del programa de desarrollo humano, imparte el curso de Manejo de Paquetes de Software, el profesional, explica que su clase la trabaja con normalidad, pero con un énfasis en atención personalizada, además, opina que este es un programa muy completo, pensado para que las personas se desarrollen académicamente, y puedan sentirse capaces de realizar las actividades que se les asignen, “Todos los estudiantes del programa, son personas motivadas, capaces y dispuestas a salir adelante, y nosotros estamos en la disposición de apoyarlos”.

Testimonios

Fredy Velásquez, es un joven muy participativo y optimista en clase, Velásquez contó sobre su caso, en el que debido a un tumor en el cerebro que se le desarrolló a los 2 años de edad, perdió parte de su fluidez en el habla, su motricidad es limitada, por lo que utiliza una silla de ruedas para trasladarse. Tras caer en coma debido al tumor, paulatinamente fue recuperándose, pero eso no frenó su sueño de ser un profesional.

Imagen: Reportaje: Juventud llena de optimismo dispuesta a vencer sus límites

Para lograrlo, cursó el bachillerato, e ingresó a una universidad del país, donde no encontró la accesibilidad para personas en sillas de ruedas, por lo que buscó esta casa de estudios, “Busqué una universidad de fácil acceso para personas con discapacidad, y encontré en Universidad Galileo, los espacios diseñados para poder trasladarme fácilmente, por eso decidí quedarme, acá me entienden y respetan, y me siento muy bien con lo que he aprendido, estoy motivado pese a mi discapacidad, y a la vez agradecido con los profesores y la universidad por brindarnos un programa académico como este. Ahora estoy aquí luchando por salir adelante”.

Isabel Rubio, una estudiante muy entusiasta, cuyo caso en particular, revela una negligencia médica que le provocó parálisis cerebral, por lo que tiene un tipo de dificultad en la motricidad de sus manos y al caminar, sin embargo, su nivel intelectual está intacto.

Imagen: Reportaje: Juventud llena de optimismo dispuesta a vencer sus límites

Esta valiente estudiante comentó, que tras buscar en varias instituciones académicas, encontró Universidad Galileo como idónea para continuar sus estudios superiores: “Busqué un programa para personas con discapacidad, y la carrera me gustó, por lo que todo se complementó. Vivimos en una sociedad cerrada mentalmente ante nuestras necesidades, sin embargo acá, hay más apertura hacia nuestras condiciones, en el que se evidencia la aceptación para todos, esta ha sido una gran experiencia”.

Imagen: Reportaje: Juventud llena de optimismo dispuesta a vencer sus límites

El Programas de Desarrollo Humano  (PDH) fue creado en 1982 por el Dr. Eduardo Suger, con la colaboración de la Unión Nacional de Lisiados y Minusválidos, desde entonces, trabaja en el desarrollo del talento humano, capacitando a personas con algún defecto físico, mental o sensorial, o bien de escasos recursos económicos, de quienes se espera puedan desempeñarse plenamente en el mercado laboral, a través de la formación en diversas herramientas educativas.

Por: Lic. Cesar Martínez, Área de Comunicación web

.

HISTORIAS DE EXITO ANTERIORES