MENTES BRILLANTES

hendrik-antoon-lorentz

(Arnhem 1853 – Haarlem 1928) Físico holandés. Estudió en la Universidad de Leyden. En 1875 publicó en holandés un primer trabajo sobre la reflexión y la refracción de la luz en los metales, e investigaciones de física teórica. En 1892 publicó la famosa memoria La théorie électromagnétique de Maxwel et son application aux corps mouvants. Donde se afirma que los fenómenos de la electricidad son debidos a movimientos de partículas elementales eléctricas, por él denominadas “electrones”. En su teoría la materia aparece como un complejo de átomos formados por electrones negativos.

En 1895 publicó “Ensayo de una teoría sobre los fenómenos eléctricos y óticos en los cuerpos en movimiento”, texto que señala una etapa importante en las investigaciones del gran científico sobre la electricidad y la óptica. Los resultados de tales estudios le valieron en 1902 el Premio Noel, que se le concedió al mismo tiempo que a Zeeman, por haber previsto el fenómeno que éste comprobó experimentales y que, a causa de ello, fue denominado “efecto Zeeman”.

Recibió además otros galardones y honores, y vino instituida para él la Fundación Lorentz, destinada a promover las investigaciones de física teórica. En 1907 publicó en Leipzing diversas memorias reunidas bajo el título Ensayos de física teórica (Abhandlungen über theoretische Physik). En 1909 apareció su famoso libro Teoría de los electrones (Theory of electrons).

En 1919 y 1920 Lorents dio a la luz los cinco volúmenes en los cuales figuran sus lecciones de física teórica de la Universidad de Leyden. Durante el período 1883-1922 publicó, además, un tratado de análisis matemático y Fundamentos de ciencias naturales. En 1923 fue nombrado director de las investigaciones del Instituto Teyler, de Haarlem, ciudad en la cual falleció cinco años después. Lorentz era una persona modesta y afable; poseía el don de la claridad, y hablaba corrientemente el inglés, el francés y el alemán.