CLAUDIA MENCOS, CAMPEONA NACIONAL DE AJEDREZ


06 de agosto de 2011

Con más de una decena de títulos y varias medallas de oro, que son el  fruto de su esfuerzo y dedicación, Claudia Michelle Mencos Castillo, campeona nacional de ajedrez, asegura que la clave para llegar al éxito, consiste en creer en uno mismo, tomar decisiones prácticas e  inmediatas; porque de lo contrario es difícil alcanzar las metas que son  la llave para abrir la puerta del desarrollo.

Actualmente se encuentra terminando el décimo trimestre de la Licenciatura en Tecnología y Administración de Empresas Turísticas y Hoteleras en el Instituto de Educación Abierta (IDEA) de Universidad Galileo. En la siguiente entrevista conoceremos un poco más acerca de su vida y trayectoria:

1. ¿Cómo es la vida de Claudia Mencos dividida entre la disciplina del ajedrez y la parte académica?
El ajedrez ha sido un medio para abrirme campo. Agradezco  enormemente al Doctor Eduardo Suger, ya que por medio de él y su deseo por apoyar a jóvenes deportistas como yo, obtuve una beca de estudios en IDEA, entidad que tiene una política de excelentes horarios y flexibilidad en los mismos, lo que me permite combinar mi entrenamiento con los estudios. El ajedrez tiene ciertas cualidades como la disciplina y el compromiso las cuales son aplicables a otras áreas de la vida, como el caso específico de los estudios, aseguró Mencos. Es decir, para llevar las dos cosas simultáneamente, uno debe ser sumamente disciplinado, tener una estructura mental y un horario que le permita a uno mantener un rendimiento óptimo. No se puede sobresalir en una cosa y dejar otra por un lado, más bien es encontrar un balance  entre una y otra.

Para mí la vida es un juego de ajedrez.
Mis estudios de administración, prácticamente, los veo como un juego de ajedrez, en donde las personas y trabajadores son mis piezas y para llegar a un objetivo yo tengo que saber cómo manejarlos, es decir, como utilizar mis recursos y alcanzar mis propias metas por medio de la disciplina.

Planificación y estrategia es la clave.
Tengo que planear estratégicamente mis metas y cómo voy a llegar hacia ellas, aunque esto se relaciona mucho con la presión que se debe manejar en el momento. En el ajedrez uno tiene que saber cómo tomar decisiones rápidas y concretas, de la misma forma como sucede en la vida cotidiana. “Hay que tomar decisiones, y muchas veces tiene tiempo para pensarlas y otras veces sucede lo contrario, porque deben de ser inmediatas”.

Ajedrez una herramienta favorable para el estudio.
El Ajedrez le da a uno agilidad mental, ayuda a memorizar y a rendir efectivamente en las clases. Por lo general, si el catedrático hace una clase dinámica y explica muy bien, todo se facilita y el método de enseñanza-aprendizaje se vuelve práctico. Entonces a la hora de estudiar, refuerzo mis conocimientos y todo se facilita, ya que mantengo en constante ejercicio mi mente.

2. ¿Cómo surgió Claudia Mencos y sus victorias en el ajedrez?
Mi abuelito jugaba ajedrez y creó la escuelita de vacaciones en la Federación como parte de un programa para desarrollar esta destreza dentro de los niños o cualquier persona que deseara conocer y saber más sobre este deporte. En este lugar, yo descubrí lo mucho que me gustaba jugar y entonces empecé a practicar con niños de mi edad.
De hecho, mi primer torneo infantil fue un “peoncito de oro, de Sub 14, y que en ese momento todavía se jugaba entre masculino y femenino juntos, y quedé en tercer lugar”.

Sacrificio y entrega.
Seguí participando en torneos por mi cuenta porque me gustaba jugar, jugué junto a personas adultas “señores” y yo era la única niña que se atrevía a enfrentarlos en el juego. Comento esto porque cuando perdía con ello, “lloraba” ya que no me gustaba perder y solía preguntarme ¿por qué? Si yo tenía la “partida ganada”. Posteriormente jugué en infantiles nacionales donde me gui puliendo. Antes todo era mixto y era difícil porque muchas veces los hombres tienen mucho mayor nivel que las mujeres, pero eso se convierte aliciente para que una jugadora pueda subir de nivel. Todas esas experiencias me hicieron crecer de cierto modo.

Otra etapa consistió, cuando participé en un torneo en El Salvador y el entrenador que iba a cargo de la selección (Héctor Leiva), decidió entrenarme por tres meses y al final me preparó para pasar a las grandes ligas.

Después de seis meses, se realizó aquí en Guatemala el torneo Centroamericano y del Caribe, Sub-20, en el cual quedé en tercer lugar y con tan sólo 14 años de edad. Para mí esto ya era bastante. Finalmente, en diciembre del mismo año, me convertí en campeona nacional.

3. ¿Por qué crees que la juventud se siente apática entorno a los estudios y el deporte?
Se ha perdido mucho la auto-motivación. Es decir, vivimos en un ambiente social negativo, y muchas personas se dejan absorber por todo ese ambiente nefasto y en lugar de cambiar se rinden fácilmente. Eso es lo que realmente no contribuye al cambio en las personas. “Debemos ser conscientes de que podemos hacer las cosas, pero el problema está en que nosotros no creemos en nosotros mismos y si uno no cree, no puede alcanzar las cosas que se propone. La base de todo es creer en que uno puedo hacerlo…”

4. ¿Qué recomiendas para que la juventud rompa esos paradigmas de apatía?
Muchas veces los jóvenes no tocamos temas de economía y de política, porque realmente cuando uno es joven y depende mucho de sus padres suele no importarle nada, siempre y cuando uno en lo persona esté bien. Sin embargo, como ciudadano y como guatemalteco debería de estar enterado sobre sus derechos y obligaciones. Se nos debe educar en casa y debemos aprender todo de nuestro país y nuestro entorno.

5. ¿El ajedrez es una disciplina heredada de tu familia?
Algo así, de hecho mi hermana menor juega ajedrez y también ha ganado medallas de oro, fue campeona Centroamericana y del Caribe, Sub-14. El tema del ajedrez en mi familia, es muy curiosos, porque mi abuelito jugaba  sus hermanos también, pero de los que tuvo mi abuelito a ninguno le gustó el ajedrez. Es hasta esta nueva generación, que los nietos heredamos este hermoso deporte.

6. ¿Qué metas tienes para los próximos cinco años?
Como carrera ajedrecista alcancé el título de maestra internacional y lo último que me queda es alcanzar el de “Gran Maestra”, aunque las condiciones no son tan favorables porque se necesita de mucha inversión, tanto económica, como de torneo de alto nivel. Generalmente, estos se juegan en Europa y requieren un costo mayor. El ajedrez ha hecho que crezca como persona y también me ha permitido crecer en el área educativa. Quiero poner mi propia empresa y el ajedrez puede ser una valiosa herramienta para abrirme camino. Aunque aclaro, no toda la vida quiero ser ajedrecista de profesión, ya que quiero ser empresaria y tener mucho éxito, para ofrecer oportunidades a los más necesitados.

Fuente: Revista Futuro, Edición No. 180 (una publicación del Instituto de Educación Abierta (IDEA).

Enlaces de Interés:

.

HISTORIAS DE EXITO ANTERIORES