De víctima a héroe sanador