“Obstáculos si hay, pero límites no” Isabel Rubio una historia que inspira y motiva a la acción

Isabel Rubio, estudiante del Programa de Desarrollo Humano, en entrevista, deja notar su admirable espíritu de lucha y perseverancia, y con su entusiasmo contagia las ganas de sobresalir en la vida, aspectos que desde pequeña evidenciaron su personalidad de superación.

En ocasiones en el menor de los fracasos se abandonan las metas y se apagan los sueños, y llega el sentimiento de negación para alcanzarlas, sin darse cuenta que hay personas que luchan día tras día para superar sus obstáculos y caídas; demostrando gran entereza, se levantan y continúan sin importar su condición.

La única diferencia entre el éxito y el fracaso es la capacidad de actuar“. Alexander Graham Bell

Isabel Rubio de 23 años, inició sus estudios en Universidad Galileo, en el Diplomado de Operador de Sistemas de Informática, actualmente se encuentra en el tercer semestre del Técnico en Programación de Computadoras, ambas carreras son parte del Programa de Desarrollo Humano, lugar donde encontró todo el apoyo profesional que buscaba para su preparación académica.

Desde su nacimiento, la vida de Isabel, ha sido de lucha y perseverancia, explicó que su caso se tornó complicado al presentar una asfixia perinatal por traer enredado el cordón umbilical en su cuello, la falta de oxígeno provocó la muerte de muchas neuronas y una parálisis cerebral.

El diagnóstico para ella, era una pérdida progresiva de su audición, visión y del habla, hasta llegar a una parálisis total en su cuerpo. Por lo que tuvo que recibir muchas horas de rehabilitación.
Gracias a Dios y a papá y mi mamá que lucharon y apoyaron este proceso lo viví junto a ellos, y me contagiaron de ese espíritu luchador” destacó Isabel.

Las afecciones de su padecimiento no quedaron ahí, a los 7 años su pie izquierdo empezó a tomar una forma irregular, lo que le dificultaba su andar, “Este fue uno de mis grandes obstáculos, a los 11 años tuve mi primera operación en ambos pies, en uno de mis pies se me formó una pequeña infección lo que complicó aún más mi recuperación, y provocaba dolores al caminar”.

Los padres de Isabel, fueron clave en todo el proceso de su tratamiento y recuperación, ellos la impulsaban a seguir en los momentos de desánimo, “De ellos aprendí la actitud perseverante y luchona para seguir adelante” resaltó Rubio.

El descubrimiento que la invita a crecer de manera profesional

A través de un familiar, Isabel Rubio, se entera del Programa de Desarrollo Humano, por lo que decide hacer una visita a Universidad Galileo, “Las ventajas que he encontrado es desde la atención de la Dra. Laura Reyes, quien es la directora del programa, hasta la de los catedráticos, quienes tienen paciencia y son dedicados, y las clases son adaptadas a las personas que tenemos discapacidad”.

Este año, es el último que curso del técnico, y mi siguiente paso es continuar con la Licenciatura, para obtener mayores conocimientos”.

Los invito a Universidad Galileo que sigan sus sueños y metas, – Obstáculos si hay, pero límites no, aprendamos a vencer estos obstáculos para conseguir lo que queremos y adonde queremos llegar-”. Isabel Rubio

Por: Msc. Cesar Martinez, Área de Comunicación Web

| 29 mayo, 2019 |